Sarkozy reconoce la derrota y desea buena suerte a Hollande

PARÍS, ( AFP). El presidente saliente, Nicolas Sarkozy, reconoció el domingo su derrota en la segunda vuelta de la elección presidencial francesa, y afirmó que el socialista, François Hollande, es el " nuevo presidente de Francia y debe ser respetado".

" Francia tiene un nuevo presidente de la República, el pueblo francés ha elegido, es una elección democrática, republicana. François Hollande es el nuevo presidente de Francia y debe ser respetado", declaró ante sus simpatizantes en una sala en París.

En el discurso, pronunciado tras conocerse los resultados, Sarkozy asumió "toda la responsabilidad de esta derrota" y deseó "buena suerte" a Hollande.

Sarkozy dijo además que su "compromiso" tomará nuevos derroteros, sin anunciar el fin de su carrera política.

"Mi lugar no puede ser el mismo", dijo el presidente saliente, recordando en especial los diez últimos años, en los que ocupó varias carteras ministeriales y la jefatura de Estado.

"Mi compromiso con la vida de mi país será ahora diferente", incidió.

El presidente saliente dijo poco antes a los dirigentes de su partido, a los que recibió en el palacio presidencial, que no liderará la batalla por las elecciones legislativas, a dos vueltas, previstas los próximos 10 y 17 de junio.

"No se dividan, permanezcan unidos. Hay que ganar la batalla de las legislativas. Se puede ganar. El resultado (de este domingo) es honorable. Yo no lideraré esa campaña", dijo a los responsables de su partido, la Unión por un Movimiento Popular (UMP).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes