Seguidores y detractores de Zelaya protestan en Honduras

TEGUCIGALPA (AP). Miles de seguidores y detractores del presidente depuesto Manuel Zelaya salieron hoy jueves a las calles para pedir una solución a la crisis que abate a este país centroamericano, mientras el presidente costarricense Oscar Arias se aprestaba a sentar en la mesa de diálogo a los dos bandos.

Seguidores del Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado, que todos los días salen a las calles a exigir el retorno de Zelaya, cerraron la importante carretera del sur por donde transita gran parte del comercio con las provincias, Nicaragua y El Salvador, obligando a cientos de personas tuvieron que caminar más de dos kilómetros.

Simultáneamente realizaron actividades de protestas bloqueando carreteras en diferentes regiones del país, según se informó.

"Estamos en resistencia, no vamos a parar hasta que el presidente electo por el pueblo, el presidente Zelaya regrese y retome el poder", manifestó a AP Marvin Ponce, diputado del partido opositor Unificación Democrática. "El pueblo está en las calles y aquí seguiremos para presionar a estos golpistas, para decirles que deben de salir".

Entretanto, los simpatizantes del gobierno de facto realizaban sendas concentraciones en San Pedro Sula, en la zona costera al norte del país y en otras partes del país.

Cristina Mendoza, una comerciante de 37 años, aseguró que "no hay marcha atrás, ese hombre (Zelaya) ya no respetaba a nadie y nos quería entregar a otros gobiernos. Nosotros queremos vivir en paz. Zelaya y sus amigos no van a volver, aquí no hubo golpe de Estado, no hay nada que negociar", agregó.

Pero no todos los hondureños están polarizados. Muchos solo quieren que termine la disputa y regrese la tranquilidad.

"Nosotros somos un país de trabajadores, que no tenemos más que nuestro trabajo para mantener a la familia", dijo a la AP Juan Santos Hernández, un taxista de 47 años. Hernández aseguró que "esto ya me tiene cansado, perdemos trabajo, perdemos todos".

Josefa Castillo, de 45 años, dijo que "yo no estoy ni con uno, ni con el otro. Si no trabajo no como, pero tampoco estoy de acuerdo con los militares golpistas", manifestó mientras se alejaba de una manifestación. "Por favor, díganles que se pongan de acuerdo, que termine todo y volvamos a la tranquilidad, a la paz, pero sin corruptos".

Entretanto, una encuesta de la compañía Gallup divulgada aquí, señaló que el 63% de los hondureños justificó el golpe de Estado al presidente Zelaya.

El sondeo, publicado por el diario La Prensa, establece que el 28% no está de acuerdo con el derrocamiento y el 31% no contestó o no sabía del caso.

Gallup realizó su sondeo del 30 de junio al 4 de julio, después que Zelaya fue derrocado el 28 de junio. Para ello entrevistó a 1,204 personas mayores de 18 años que residen en 16 de las 18 provincias de Honduras, con un 95% de confianza.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes