Segunda explosión sacude planta nuclear en Japón

SOMA, Japón ( AP). Una segunda explosión en tres días debido a una acumulación de hidrógeno sacudió el lunes una planta nuclear en Japón, envió una nube gigantesca de humo al aire y dejó 11 trabajadores lesionados.

El estruendo se percibió a 40 kilómetros (25 millas) de distancia, pero la operadora de la planta dijo que se mantienen en los límites legales los niveles de radiación de la unidad afectada.

El lunes por la noche, las barras de combustible en otro reactor en la planta quedaron totalmente expuestas después de que la unidad perdió su capacidad de enfriamiento, dijeron las autoridades.

La exposición aumenta el peligro de un calentamiento excesivo en la unidad y aumenta los temores de una tercera explosión potencial en la planta.

La explosión ocurrió en la mañana en la Unidad 3, que las autoridades han intentado enfriar con agua de mar después de una falla en los sistemas de la planta debido al sismo potente del viernes y el tsunami que le siguió.

Ante el estallido se ordenó a cientos de personas que permanecieran dentro de sus casas, dijo el jefe del Gabinete, Yukio Edano. Al menos 10,000 personas perecieron a causa del sismo y el tsunami.

Los operadores sabían que un ingreso masivo de agua de mar causaría una acumulación de presión en el depósito de contención del reactor con la posibilidad de que hubiera una explosión.

Sin embargo, consideraron que era la única opción disponible si querían evitar la fusión total del reactor. Al final, el hidrógeno contenido en los escapes intencionales de vapor se mezclaron con el oxígeno en la atmósfera y suscitaron el estallido.

El caparazón de contención interior que rodea al reactor de la Unidad 3 quedó intacto, dijo Edano, lo cual redujo en cierta manera los temores de un peligro ambiental que también afecte a las personas.

Sin embargo, el edificio exterior en torno al reactor al parecer resultó destruido y sólo el armazón quedó en pie.

Horas después, Estados Unidos anunció que había enviado a sus fuerzas situadas frente a las costas lejos de la planta después de detectar un nivel de contaminación radiactiva de bajo nivel.

El portaaviones estadounidense Ronald Reagan estaba a 160 kilómetros (100 millas) frente a las costas cuando detectó la radiación, que los funcionarios estadounidenses dijeron era la misma de una exposición normal de un mes a un área de radiactividad natural.

La explosión fue similar a una ocurrida el sábado en la Unidad 1 de las mismas instalaciones, que dejó cuatro trabajadores heridos y provocó masivas evacuaciones.

Poco después de la explosión del lunes, Tokyo Electric advirtió que había perdido capacidad de refrigerar la Unidad 2.

Takako Kitajima, funcionario de la compañía, dijo que los trabajadores de la planta se aprestaban a inyectarle agua de mar a la Unidad 2 de la planta a fin de enfriar su reactor después de la pérdida de su sistema de refrigeración.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes