Senado brasileño disminuye protecciones al Amazonas

RIO DE JANEIRO (AP). El Senado brasileño aprobó el martes por abrumadora mayoría una nueva legislación ambiental que aliviaría restricciones sobre deforestación en el Amazonas y otorgaría amnistía a quienes talaron tierras ilegalmente antes de julio del 2008.

La cámara alta tomó su decisión con 59 votos a favor y siete en contra.

Al menos 70 enmiendas fueron incluidas en la iniciativa de ley y deben ser sometidas a votación. Pero los patrocinadores de la medida prometieron derribar cualquier cosa que cambie los puntos principales del texto, y al parecer tienen el apoyo para cumplir la promesa.

El proyecto de ley regresa ahora a la cámara baja, la cual ya aprobó una versión de la medida antes de que pase a la presidenta Dilma Rousseff para su firma.

Durante su campaña del año pasado a la presidencia ella se comprometió a vetar cualquier porción de una ley de medio ambiente que proporcione amnistía a quienes talaron terrenos ilegalmente en el pasado.

Pero enfrenta una dura batalla política. Los cabilderos de los agricultores son fuertes en Brasil, el segundo mayor productor agrícola del mundo después de Estados Unidos. Los agricultores dicen que fácilmente podrían ocupar el primer lugar si no fuera por los obstáculos legales que les impone la legislación ambiental.

"Esta es la primera ocasión en que ponemos fin al monopolio, en que estamos terminando la dictadura ambiental, en la cual media docena (de organizaciones no gubernamentales) controlaba el Ministerio del Medio Ambiente", dijo la senadora Katia Abréu, quien también es presidenta de la Federación Nacional de Agricultura y Ganadería de Brasil.

Pero Marcio Astrini, un vocero de la campaña de Greenpeace para el Amazonas, señaló que la medida "reduciría el área requerida para la conservación, y de hecho permitiría nueva deforestación".

"Está basada en el concepto de que el bosque se interpone; en el argumento de que las naciones desarrolladas talan sus bosques, así que necesitamos hacer lo mismo. Ese pensamiento es ahora antiquísimo", agregó.

El Senado efectuó su votación un día después de que el gobierno de Brasil reportó su nivel anual más bajo de deforestación del Amazonas del que se tenga registro. De agosto del 2010 a julio del 2011 se destruyeron aproximadamente 6.240 kilómetros cuadrados (2.410 millas cuadradas) de selva, según el Instituto Nacional para la Investigación del Espacio.

El gobierno atribuyó el éxito a una mayor aplicación de la ley contra la tala ilegal. Pero algunos ambientalistas advierten que probablemente se debió menos a la medidas de fuerza del gobierno y más a la desaceleración económica global, al disminuir la demanda de productos relacionados con la deforestación, como soya, madera y carne.

Ambientalistas y agricultores han presionado por una readecuación de la ley brasileña actual del medio ambiente, aprobada inicialmente en 1965 y endurecida en la década de 1990.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes