El Senado aprueba al candidato de Temer para la Corte Suprema

El pleno del Senado brasileño aprobó este miércoles la candidatura del ministro de Justicia, Alexandre de Moraes, para ocupar una plaza en la Corte Suprema, en la que actuará como revisor de la investigación sobre la trama corrupta en la estatal Petrobras.

La candidatura de De Moraes, sugerida por Temer por imperativos constitucionales, fue aprobada por 55 votos a favor y 13 en contra en un rápido trámite dirigido por el presidente del Senado, Eunicio Oliveira, sospechoso de haber beneficiado de las corruptelas en la empresa petrolera.

De Moraes pasará a ocupar la vacante que se abrió en el tribunal en enero pasado por el fallecimiento en un accidente del juez Teori Zavascki, hasta entonces instructor de la investigación de la trama de corrupción en la estatal Petrobras, que salpica a decenas de políticos de todo el arco partidario.

Por las propias normas del tribunal, el nuevo miembro de la Corte Suprema, compuesta por once jueces, pasará a actuar como revisor de ese caso, aunque solo lo hará en la etapa final del proceso, cuando se llegue al juicio oral y sean dictadas sentencias.

Aunque hoy solo asistieron 68 senadores, entre los 81 miembros del pleno al menos 44 son sospechosos o investigados por supuesta corrupción, en muchos casos asociada directamente al caso Petrobras, que cuando se trata de políticos aforados tramita en el Supremo.

Entre ellos figura el propio presidente del Senado, Eunicio Oliveira, de quien la prensa local asegura que ha sido citado como beneficiario de la trama corrupta en Petrobras por exdirectivos del grupo Odebrecht que colaboran con la justicia en la investigación.

Esos testimonios están bajo un estricto secreto judicial, pero informaciones obtenidas por la prensa local sostienen que implican a decenas de políticos de diversos partidos, y que incluso pudieran afectar a cinco ministros y al propio Temer.

El trámite en el pleno del Senado fue realizado después de que, este martes, la Comisión de Constitución y Justicia de esa cámara sometió a De Moraes a una sesión de preguntas que se duró casi doce horas y en la que también participaron varios legisladores que están bajo sospecha de corrupción.

Entre ellos, el propio presidente de esa comisión, Edison Lobao, miembro del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera Temer, y es investigado por sospechas de que recibió sobornos de Odebrecht, una de las empresas privadas implicadas en la trama de Petrobras.

Una vez aprobado el nombramiento de De Moraes para el Supremo, se prevé que Temer anunciará en los próximos días a un nuevo ministro de Justicia, un cargo ahora ocupado en forma interina por el segundo de ese despacho, José Levi. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes