Senado confirma nueva secretaria de Salud federal

Nueva gestión, los mismos problemas. Sylvia Mathews Burwell fue confirmada el jueves como nueva secretaria de Salud federal pero va a tener que actuar con rapidez para atajar más caos con el seguro médico del gobierno.

Con 78 votos a favor y 17 en contra, la votación del Senado fue una muestra de apoyo bipartidista a la veterana gerente gubernamental que recientemente fue directora de presupuesto del presidente Barack Obama.

La atención de Burwell se centrará de inmediato en la misión más reciente del Departamento de Salud y Servicios Humanos: cubrir a los no asegurados en virtud de la ley de salud federal. A pesar del buen final de las inscripciones abiertas de este año, HealthCare.gov sigue lidiando con problemas, que van desde pagos posiblemente inexactos hasta nociones básicas de comercio electrónico.

La Casa Blanca quiere desesperadamente evitar más problemas que llamen la atención cuando comience la temporada de inscripción el 15 de noviembre. Los demócratas expresaron la esperanza de que la confirmación de Burwell pueda marcar un nuevo comienzo para el llamado Obamacare, pero los republicanos indicaron que no seguirían esa tónica. Expertos en servicios médicos advirtieron sobre las dificultades que se aproximan.

"Existe la posibilidad de un gran lío de nuevo", dijo Robert Laszewski, asesor del sector de la médica.

El presidente de la Comisión de Finanzas del Senado, el demócrata Ron Wyden, dijo que era hora de que republicanos y demócratas cooperaran para hacer que la ley funcione mejor. "Creo firmemente que ella ayudará a que el Senado se una para trabajar en forma conjunta a fin de mejorar la atención de salud a la población", dijo Wyden.

Pero los republicanos, aunque alabaron a Burwell, sugirieron que su nombramiento no conseguiría mitigar su oposición a la ley de salud en un año electoral.

"El Senado no debería concentrarse en un nuevo capitán para el Titanic. Debería centrarse en alejarse del iceberg", dijo el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

Burwell, de 48 años, reemplazará a la saliente secretaria Kathleen Sebelius, quien ayudó a que la reforma de salud avanzara en el Congreso en el primer mandato de Obama, pero recibió muchas críticas cuando la implementación de la cobertura tropezó con problemas técnicos que la paralizaron el año pasado.

La secretaria se hará cargo de una agencia con un presupuesto de un billón de dólares cuyos programas dan cobertura a más de 100 millones de estadounidenses, con una cartera que incluye agencias científicas de primer nivel, como la Administración de Alimentos y Medicinas, los Institutos Nacionales de Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada