Senadora Warren toma la carretera para demócratas

La senadora Elizabeth Warren se está convirtiendo en la recaudadora estrella del partido Demócrata, el motor de la campaña y la reina de la carretera cuando se trata de salir a pedir el voto para sus colegas en puntos clave que tendrán que ganar los demócratas si quieren mantener el control del Senado estadounidense en noviembre.

Desde marzo, la demócrata de Massachusetts ha dejado perplejos a los candidatos de Ohio, Minnesota, Oregón, Washington y Kentucky y tan solo esta semana ya planes para viajar a West Virginia y Michigan. Una agenda frenética para una senadora novata que no hace mucho daba clases de derecho en Harvard.

Por el camino, Warren ha encontrado su vena de populismo económico bastante lejos de su casa, el enclave liberal de Cambridge, Massachusetts.

Parte importante del programa económico de Warren tiene que ver con la legislación, dado que ella promovió que los universitarios pudieran refinanciar sus préstamos y conseguir intereses más bajos, propuesta que fue bloqueada por los republicanos del Senado.

Warren encontró una multitud receptiva durante una reciente visita de campaña a la Universidad de Louisville, donde también estaba Alison Lundergan Grimes, secretaria de Estado de Kentucky y aspirante a derrocar a líder republicano del Senado, Mitch McConnell.

Etiquetada por la crítica como la típica liberal del noreste, Warren, de 65 años, se crió en Oklahoma en una familia que según sus propias palabras vivía "en el andrajoso límite de la clase media", una experiencia según dijo, que le ayudó a forjar un interés de por vida en la defensa de las familias trabajadoras, tratando de conseguir un acuerdo justo en un sistema político y económico que Warren sostiene está amañado contra ellas.

Warren se descubrió bajo los focos de la política nacional durante la agotadora campaña de 2012 contra el actual senador republicano Scott Brown. Fue la campaña más cara de la historia de Massachusetts con ambos candidatos arañando decenas de millones de dólares en donaciones.

El perfil de Warren la ha convertido en una defensora muy proactiva para los candidatos al Senado Demócrata, en parte debido a que como nueva adquisición dentro del juego político está libre de algunas de las cargas políticas con las que cargan otros demócratas famosos como el presidente Barack Obama o Hillary Clinton.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7