Sentencian a hondureño a cadena perpetua por matanza en EU

NEWARK, Nueva Jersey (AP). Un hondureño, que admitió haber apretado el gatillo durante una matanza de tres estudiantes universitarios en un patio de escuela, fue sentenciado el jueves a tres cadenas perpetuas consecutivas en un caso que sacudió a Newark, principal ciudad de Nueva Jersey.

Melvin Jovel, de 21 años, se declaró culpable de asesinato, intento de asesinato y posesión de armas días antes de que empezara su juicio en septiembre.

Los fiscales sostuvieron que Jovel, un inmigrante indocumentado, y otros cinco hombres jóvenes pusieron en fila a Iofemi Hightower y Dashon Harvey, ambos de 20 años, y a Terrance Aeriel, de 18 años, contra la pared del jardín de una escuela en Newark y les dispararon a cada uno en la parte de atrás de la cabeza en una noche de mediados del 2007.

Jovel, quien vestía un uniforme de prisionero verde oscuro y audífonos para escuchar la traducción del juicio, mantuvo una mirada fija durante el proceso judicial, dando sólo un breve testimonio en español antes de escuchar su sentencia.

"Lo único que tengo que decir es que la persona que fue sentenciada no tiene nada que ver con esto", dijo Jovel, en una aparente referencia a Rodolfo Godinez, otro de los acusados que fue condenado en julio a tres términos en prisión de por vida por la matanza.

Otros cuatro jóvenes están en la cárcel esperando ser enjuiciados.

Los fiscales dijeron que Godinez, un inmigrante indocumentado de Nicaragua; Jovel y otros de los sospechosos estaban perpetrando un rito de iniciación para ingresar a la pandilla MS-13.

Los hombres no conocían a las víctimas, señalaron los fiscales, pero Jovel y al menos dos de los otros sospechosos habían habitado en un complejo de apartamentos en frente del lugar de la matanza.

Una cuarta víctima sobrevivió y testificó en el primer juicio que se realizó por este caso. Dijo que había sido agredida sexualmente, atacada con un machete y recibió un tiro en la cabeza.

El jueves, volvió a dirigirse a la corte, agradeciéndole a Jovel por "permitirle estar más cerca de Jesucristo", antes de regañarlo por no verle a la cara mientras hablaba.

"Tu y tus amigos tenían un plan para mí, me querían muerta, pero sigo aquí", dijo la mujer, a quien The Associated Press no identifica debido a los cargos de abuso sexual. "Diviértete en tu lujosa vida en la cárcel".

Las cuatro víctimas, que asistían o tenían planeado asistir a la Universidad Estatal de Delaware, estaban pasando el rato escuchando música en la parte de atrás de la escuela Mount Vernon en Newark el 4 de agosto del 2007, cuando fueron robados y atacados, señalaron los fiscales.

El escándalo que generó la matanza puso el foco de atención sobre la violencia en la principal ciudad de Nueva Jersey e impulsó una serie de iniciativas contra el crimen. El crimen también llevó a que funcionarios estatales autorizaran a la policía a pasarle los nombres de sospechosos de crímenes violentos a las autoridades migratorias si se sospecha que están en el país de forma ilegal.

El juez Michael Ravin de la Corte Superior del estado le impuso a Jovel tres sentencia de por vida más 20 años en la cárcel, que en Nueva Jersey representa una condena de cerca de 245 años. El hondureño tendría que cumplir al menos 85% de la sentencia antes de ser elegible para libertad condicional.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes