Sequía en Texas afectará vida silvestre por años

CANADIAN, Texas, EEUU ( AP). En un lodazal donde alguna vez hubo un estanque en este rincón de Texas, yacen peces muertos, con la boca abierta y pudriéndose. Cerca de allí, unos venados se devoran plantas maltrechas que parecen el equivalente a comida chatarra y unos pavos matan el hambre ingiriendo hormigas.

Desde ya, no son sus platos preferidos. Pero no les queda otro remedio.

El estado hace frente a la peor sequía de su historia y ecosistemas enteros --desde los insectos más pequeños hasta los depredadores más grandes-- luchan por sobrevivir. Sus hábitats naturales --ríos, lagunas, arroyos y quebradas-- se han transformado en surcos de arena y barro. O, en el mejor de los casos, en charcos.

" Afectará una multitud de especies, organismos y hábitats por la forma en que está todo encadenado", declaró Jeff Bonner, biólogo del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas.

Desde enero, en Texas cayeron apenas 152 milímetros (seis pulgadas) de agua, poco menos de la mitad de lo normal, lo que hace que el estado atraviese por la peor sequía prolongada a lo largo de un año de que se tenga registro. La semana pasada, el Centro de Predicción del Clima dijo que el fenómeno de La Niña, al que se le atribuye la escasez de agua, podría volver pronto y que, si eso sucede, la sequía podría prolongarse hasta el 2012.

Las condiciones extremadamente secas, que se extienden por Oklahoma y Kansas, empeoran semana tras semana pues temperaturas altísimas hacen que se evapore el agua de los embalses, se arruinen las cosechas y mueran animales y peces.

Algunos ríos y lagos están en sus niveles más bajos desde la década de 1950, en que Texas sufrió la peor sequía de su historia.

De los 3,700 riachuelos y arroyos, 15 ríos grandes y más de 200 embalses con que cuenta el estado, al menos siete embalses se quedaron sin agua y más de la mitad de los ríos y arroyos están por debajo de los niveles de un flujo normal de agua.

En muchos sitios ya comenzaron a fallecer los peces por falta de agua.

Sin agua, los animales se mueren de sed y las plantas no sobreviven.

Los animales que dependen de las semillas y de las plantas para su nutrición, desde los pájaros hasta los venados y los antílopes, tienen bajos índices de reproducción. Los depredadores que se alimentan con esos animales pasan también hambre y se reproducen menos.

" Hay un efecto dominó, de un alcance incalculable", expresó el biólogo Bonner.

Su impacto a largo plazo atravesará las fronteras estatales dado que Texas es tan grande y tiene ecosistemas tan diversos.

Por ejemplo, los pájaros que migran al sur en el invierno encontrarán poca agua y alimentos en el estado y tendrán que irse más al sur y consumir más energías. Como consecuencia de ello, se reproducirán menos. Algunos llegan a Centroamérica, donde llueve mucho y hay más insectos. Pero debido a la sequía en Texas y las llanuras de esa región, tal vez no haya suficientes pájaros para consumir los insectos, señaló Bonner.

" ¿Qué pasa entonces?", preguntó Bonner. " La escasez de agua en esta región tan grande puede afectar zonas muy distantes".

El impacto en las especies también podría ser duradero.

La codorniz, por ejemplo, anida en césped que lleva un año de crecimiento, pero debido a la sequía, el césped casi no ha crecido este año. Esto quiere decir que muchas codornices no podrán anidar y que el impacto en esa especie se verá recién a partir del 2012.

En cuanto al venado, podrían pasar seis años antes de que se haga evidente el impacto de las bajas tasas de reproducción derivadas de la sequía.

Los urogallos también se reproducirán menos por la sequía, lo que es particularmente grave si se toma en cuenta que la especie ya figuraba en la lista de especies en peligro de extinción del gobierno.

John Baccus, biólogo de la Universidad Estatal del Texas en San Marcos, dijo que lo que más le preocupa a corto plazo son los murciélagos y los pájaros cantores, que se alimentan de insectos. Baccus cree que algunas hembras no darán a luz suficientes críos por la mala alimentación. Y los que nazcan tendrán tasas de supervivencia bajas por la falta de alimentos.

El especialista dice que ya nota que el ciervo de cola blanca está perdiendo peso y se lo ve muy flaco. Como consecuencia de ello, las hembras producirán menos leche y sus críos tendrán problemas de alimentación.

" Es un tema que afecta a todo el ecosistema", manifestó Baccus.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes