Serbia arresta al genocida más buscado de Europa

BELGRADO (AP). Ratko Mladic, el despiadado comandante del ejército serbio bosnio acusado de orquestar la peor masacre de civiles en Europa desde la II Guerra Mundial, fue detenido el jueves en la casa de un familiar en un pequeño pueblo de Serbia, tras una cacería de 16 años del autor de lo que un juez de crímenes de guerra llamó "escenas del infierno".

La Detención de Mladic eliminó la barrera más importante en los esfuerzos del gobierno serbio, respaldado por Occidente, para adherirse a la Unión Europea y mejorar la imagen del país como un estado paria que protegía a quienes han sido señalados como los responsables de las peores atrocidades de las guerras balcánicas de la década de 1990.

Mladic tenía dos pistolas cuando fue detenido, pero no ofreció resistencia. dijeron funcionarios y medios de comunicación serbios. Agregaron que el ex comandante, ahora calvo, tenía un semblante encogido y pálido.

Serbia elevó su nivel de alerta nacional y prohibió todas las reuniones después que grupos nacionalistas amenazaron con tomar las calles en protesta.

"Hemos terminado un período difícil de nuestra historia. Los miembros de nuestra nación se han quitado una mancha del rostro, vivan donde vivan", dijo el presidente serbio, Boris Tadic, durante una conferencia de prensa de tono triunfante en la que anunció la detención del fugitivo de crímenes de guerra más buscado de Europa.

Dijo que comenzó el proceso para extraditar a Mladic a fin de que sea procesado por el tribunal de crímenes de guerra de la ONU, en La Haya.

Mladic había estado huyendo desde 1995, cuando el tribunal de crímenes de guerra de la ONU en La Haya lo procesó en ausencia por genocidio, en relación con la masacre de unos 8.000 niños y hombres musulmanes bosnios en el poblado bosnio de Srebrenica en julio de 1995, en el marco de la guerra de Bosnia de 1992-95.

Las fuerzas de Mladic invadieron lo que se suponía que era una zona de seguridad custodiada por cascos azules holandeses.

Tras tomar la ciudad, Mladic fue visto repartiendo caramelos a los niños musulmanes en la plaza del pueblo. Les aseguró que todo estaría bien e incluso le dio una palmada a un niño en la cabeza. Horas más tarde, sus hombres comenzaron varios días de matanza, violaciones y torturas.

El juez del tribunal de crímenes de guerra Fouad Riad dijo en 1995 durante el juicio contra Mladic que el tribunal había visto evidencia de "un salvajismo inimaginable".

"Miles de hombres ejecutados y enterrados en fosas comunes, cientos de hombres enterrados vivos, hombres y mujeres mutilados y masacrados, niños asesinados antes los ojos de sus madres, un abuelo obligado a comer el hígado de su propio nieto", afirmó.

"Estos son realmente escenas del infierno, escritas en las páginas más negras de la historia humana", añadió.

Mladic, de 69 años, enfrenta una posible cadena perpetua si es juzgado y declarado culpable de genocidio y otros cargos. El tribunal de la ONU no aplica la pena capital.

Serbia había estado bajo una intensa presión para que arrestara a Mladic.

El principal fiscal del tribunal de crímenes de guerra de la ONU, Serge Brammertz, se había quejado este mes de que las autoridades serbias no estaban haciendo lo suficiente para capturar a Mladic y otros fugitivos de crímenes de guerra.

Brammertz tenía programado emitir el mes próximo un informe al Consejo de Seguridad de la ONU sobre los esfuerzos del país balcánico al respecto.

La Unión Europea había condicionado una solicitud de adhesión de Serbia a la UE a la detención de Mladic.

Los informes periódicos de Brammertz sobre el cumplimiento de parte de Serbia son cruciales para los esfuerzos del país balcánico de convertirse en candidato para sumarse a la Unión Europea.

Los fiscales habían dicho que creían que Mladic estaba escondido en Serbia bajo la protección de seguidores de línea dura, quienes lo consideran un héroe. Mladic había sido visto por última vez en Belgrado en 2006.

Los medios de comunicación croatas, que dieron la noticia primero, sostuvieron que la Policía recibió la confirmación de sus colegas serbios de que el análisis de ADN confirmó la identidad de Mladic.

En Bruselas, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, elogió el arresto el jueves. Dijo que, casi 16 años después de la acusación contra Mladic por genocidio, "su arresto finalmente ofrece una oportunidad para que se haga justicia".

Decenas de miles de soldados de la OTAN fueron desplegados en Bosnia en 1995 para salvaguardar un acuerdo de paz patrocinado por Estados Unidos entre las facciones beligerantes de la nación. Desde entonces, han sido retirados y reemplazados por una fuerza mucho más pequeña de la Unión Europea.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes