Sesenta periodistas murieron en 2008, menos que en 2007

PARÍS (AFP). Sesenta periodistas murieron en 2008 por el ejercicio de su profesión, un número inferior al de 2007, según el balance anual publicado este martes por Reporteros Sin Fronteras (RSF), que advirtió sin embargo contra todo arranque de optimismo.

Aunque las cifras "no son tan alarmantes como en años anteriores", la organización de defensa de la libertad de la prensa asegura que no se debe ser optimista y advierte que la situación es "globalmente mala".

"El triste espectáculo del periodista esposado es cotidiano, o casi, en todos los continentes. La prisión es la respuesta más frecuente de los gobiernos a los críticas. Y los asesinatos (...) casi nunca desembocan en un proceso", lamenta la organización con sede en París, que dice que la represión se ha "diversificado".

En 2008, 60 periodistas y un colaborador de la prensa murieron, según RSF, que contabilizó los casos en los que el vínculo entre la profesión de la víctima y su muerte estaba probado, o al menos era "altamente probable".

La cifra supone un neto retroceso respecto a 2007, cuando 86 periodistas y 20 colaboradores de la prensa murieron en el ejercicio de su profesión.

Irak, con 15 reporteros muertos, Pakistán, con siete, y Filipinas con seis fueron los países más aciagos para los periodistas en 2008.

En África tres periodistas murieron este año, frente a los 12 del año pasado. Pero el retroceso se explica sobre todo "por la renuncia de numerosos profesionales a ejercer su profesión", así como por "la desaparición progresiva de la prensa de las zonas de conflicto", como en Somalia, según RSF.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes