Sessions ordena revisar el sistema para compradores de armas

El secretario de Justicia Jeff Sessions ordenó el miércoles una revisión profunda a la base de datos del FBI que contiene información para verificar los antecedentes de los que desean comprar armas.

Emitió la orden luego de que la Fuerza Aérea reconoció que debió haber enviado a esa base de datos el nombre del hombre que mató a más de 20 personas en una iglesia en el sur de Texas este mes, así como su declaración de culpabilidad por violencia doméstica. Esa falla le permitió comprar armas que no se le deberían haber vendido por el hecho de que tenía antecedentes violentos.

En un memorándum, Sessions le ordenó al FBI y al Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) que determinen si otras agencias gubernamentales no están reportando información al Sistema Nacional de Verificación Instantánea de Antecedentes Penales. También pidió un informe en que se detalle el número de ocasiones que las agencias investigan y les fincan responsabilidades a las personas por mentir en sus solicitudes para comprar armas, y un examen más minucioso al formato y a las palabras empleadas en la solicitud en sí.

La base de datos “tiene una importancia crucial para proteger al público estadounidense de la violencia relacionada con las armas de fuego”, escribió Sessions en su memorándum. “Sin embargo, es confiable y robusta solo en la medida en que las entidades federales, estatales, locales y tribales le proporcionen la información”.

El inspector general del Pentágono lanzó una revisión por separado del agresor en Texas, Devin P. Kelley, después de que la Fuerza Aérea reveló que no había presentado su caso de violencia doméstica para que fuera incluido en la base de datos. Kelley pudo comprar cuatro armas de fuego a pesar de que fue declarado culpable. Utilizó un fusil Ruger AR con un cargador de 30 balas durante la masacre del 6 de noviembre, en la que avanzó de banca en banca mientras iba disparándole a los feligreses.

Sessions dijo que el aviso de la Fuerza Aérea era “preocupante”. Pero desde hace tiempo el Pentágono se ha enterado de las fallas en proporcionarle al FBI información delictiva de miembros de las fuerzas armadas.

El secretario de Justicia ordenó que el FBI y la ATF trabajen con el Departamento de Defensa en su revisión y que identifiquen otros obstáculos que enfrentan las agencias a la hora de compartir información con la base de datos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7