Seúl enviará al jefe de inteligencia y al asesor de seguridad a Pyongyang

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha escogido al director del Servicio Nacional de Inteligencia (NIS), Suh Hoon, y a su consejero de seguridad, Chung Eui-yong, para que viajen a Pyongyang esta semana, anunció hoy la oficina presidencial de Seúl.

Chung liderará una delegación de cinco miembros que, además de a Suh, incluirá al viceministro de Unificación, Chun Hae-sung, a un miembro de la oficina presidencial, Yun Kun-young, y a un alto cargo del NIS, Kim Sang-gyun, según detalló el Gobierno de Seúl.

La misión de alto nivel surcoreana iniciará el lunes una visita de dos días a Pyongyang, hasta donde viajará en un vuelo especial directo, y donde se reunirá con altos cargos del régimen para discutir vías para fomentar las relaciones Norte-Sur, explicó hoy a los periodistas el secretario de prensa de Moon, Yoon Young-chan.

Además del acercamiento intercoreano, los enviados de Seúl y los representantes norcoreanos "conversarán sobre la creación de las condiciones (necesarias) para el diálogo entre Corea del Norte y Estados Unidos", dijo Yoon durante la rueda de prensa, recogida por la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Los funcionarios surcoreanos viajarán a Estados Unidos posteriormente, en un futuro cercano, para explicar los resultados de su visita, añadió.

Chung, principal asesor de seguridad de Moon, ha jugado un papel central para mantener una estrecha coordinación con el general H.R. McMaster, consejero de seguridad nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Por su parte, Suh, con 30 años a sus espaldas en diferentes estamentos de los servicios de inteligencia surcoreanos, fue en su momento una figura clave a la hora de gestionar las dos cumbres intercoreanas que se celebraron en Pyongyang en 2000 y 2007.

El plan de Seúl de enviar a un representante a Pyongyang fue comunicado este jueves por Moon al presidente Trump, una misión de alto nivel que busca dar reciprocidad a la visita a Corea del Sur de la enviada especial Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano, con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Kim Yo-jong transmitió entonces a Moon una invitación para viajar a Pyongyang y celebrar la primera cumbre intercoreana en más de una década, mientras que la semana pasada otra delegación norcoreana que visitó Corea del Sur para la clausura de los Juegos aseguró que Corea del Norte está abierto a dialogar con Washington.

Estados Unidos insiste en que antes de volver a la mesa de diálogo con Corea del Norte, este país asiático debe mostrar un compromiso firme de desnuclearización, mientras que Pyongyang aseguró este mismo sábado que no aceptará condiciones previas.

Moon está convencido de que el actual acercamiento entre las dos Coreas puede servir para que Washington y Pyongyang se sienten a hablar tras un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas del régimen norcoreano y su cruce de amenazas con Donald Trump.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes