Shanahan: acelerar planes para seguridad en la frontera

El secretario de Defensa interino de Estados Unidos, Patrick Shanahan, dijo el sábado que su propósito es acelerar los planes para la seguridad en la frontera con México y aumentar la capacidad del Departamento de Seguridad Interior para cumplir su misión sin ayuda constante de las fuerzas armadas.

Shanahan llegó acompañado por el jefe interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, para un viaje que demuestra la atención de Shanahan a la seguridad fronteriza, una prioridad de Trump, en medio de las preguntas de algunos congresistas sobre si reforzar el muro fronterizo es un uso apropiado y sabio de los recursos militares.

Su intención es comprobar de primera mano los resultados de la ayuda militar y hablar con los soldados que participan de las operaciones.

Shanahan ha apoyado el uso de tropas en servicio activo, además de la Guardia Nacional, para reforzar los esfuerzos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) para hacer frente a la oleada de migrantes centroamericanos que buscan cruzar la frontera.

Sin embargo, rechaza cualquier sugerencia de que la misión de las fuerzas armadas será de largo aliento. Los efectivos se encuentran en la frontera desde octubre con el compromiso de permanecer hasta septiembre.

En la víspera, el Pentágono anunció que desviará 1.500 millones de dólares _que iba a destinar a las fuerzas de seguridad afganas y otros proyectos_ para ayudar a pagar la construcción de 130 kilómetros (casi 80 millas) de muro en la frontera bilateral.

“El Pentágono ya ha reprogramado 12 veces más dinero para el muro que para reparaciones a Tyndall AFB, destruida por el huracán Michael. ¡Debemos poner a las tropas en primer lugar!”, tuiteó el senador Richard Durbin. Se refirió al daño causado por la tormenta en la base de la Fuerza Aérea en Florida, donde casi todos los edificios resultaron dañados.

Como preludio del viaje, la Casa Blanca anunció el jueves que Trump tiene la intención de postular a Shanahan como secretario de Defensa, poniendo fin a meses de conjeturas sobre el liderazgo del Pentágono.

Shanahan ha ocupado un cargo de forma interina desde el 1 de enero, un período de incertidumbre sin precedentes al frente de la defensa.

Recientemente ha insinuado su impaciencia por la falta de una estrategia a largo plazo para garantizar la seguridad fronteriza, que es responsabilidad del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS por sus siglas en inglés).

La nueva asignación de 1.500 millones de dólares se suma a otra decisión del Pentágono tomada en marzo, de transferir 1.000 millones de dólares de cuentas presupuestarias del ejército para apoyar la construcción del muro.

El total combinado de 2.500 millones de dólares responde a la declaración de Trump de una emergencia nacional en la frontera. Trump vetó el intento del Congreso de anular su declaración de emergencia.

Se prevé que el Pentágono aporte en total unos 6.100 millones de dólares de sus recursos para construir el muro fronterizo, incluidos 3.100 millones de dólares destinados a proyectos de construcción militar, algunos de los cuales serán postergados. El Pentágono no ha anunciado qué proyectos serán aplazados para disponer de esos recursos.

En un comunicado, Shanahan afirmó que el Pentágono está “totalmente comprometido” con solucionar la crisis fronteriza. Dijo que más de 4.000 soldados y 19 aviones apoyan al personal de la CBP.

En un aviso dirigido al Congreso, según una copia de la notificación obtenida por The Associated Press, el Pentágono señaló que la nueva transferencia de 1.500 millones de dólares es “necesaria en el interés nacional”.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes