Shell paga 15 millones por demanda de derechos humanos

NUEVA YORK (AP). La petrolera Royal Dutch Shell aceptó ayer lunes pagar 15,5 millones de dólares para resolver una demanda que la acusaba de ser cómplice en los ahorcamientos del activista y poeta Ken Saro-Wiwa y otros cinco civiles por parte del antiguo régimen militar de Nigeria.

Shell, que sigue operando en Nigeria, dijo que aceptó resolver la demanda para ayudar con el "proceso de reconciliación". Pero la petrolera más grande de Europa no admitió ninguna culpabilidad en las seis muertes, ocurridas en 1995.

"Este gesto también reconoce que, aunque Shell no participó en la violencia ocurrida, los demandantes y otros han sufrido", dijo en un comunicado Malcolm Brinded, director ejecutivo de exploración y producción de Shell.

La demanda presentada ante la Corte Federal de Distrito en Nueva York aseguraba que Shell se confabuló con el antiguo gobierno militar nigeriano para silenciar a activistas por los derechos humanos y ambientales en la región Ogoni. Este distrito rico en petróleo está en el sur de Nigeria y cubre unos 1,000 kilómetros cuadrados (400 millas cuadradas). Shell opera allí desde 1958.

La demanda se concentraba en las acciones de la filial local de la compañía, la Compañía de Desarrollo Petrolífero Shell de Nigeria.

Según la demanda, algunos funcionarios de Shell ayudaron a armar a la policía nigeriana, participaron de operativos de seguridad en el área y contrataron a tropas del gobierno que dispararon contra aldeanos que protestaban la construcción de un oleoducto en la década de 1990.

Los demandantes también argüían que Shell ayudó al gobierno a capturar y colgar al poeta Saro-Wiwa, así como a John Kpuinen, Saturday Doobee, Felix Nuate, Daniel Gbokoo y al doctor Barinem Kiobel el 10 de noviembre de 1995.

Saro-Wiwa era el líder del Movimiento para la Sobrevivencia del Pueblo Ogoni, encabezó manifestaciones contra Shell. Culpaba a la compañía por numerosos derrames de petróleo e incendios causados por gas en la región Ogoni.

"Creo que estaría feliz con esto", dijo su hijo de 40 años, Ken Saro-Wiwa, en una entrevista telefónica desde Londres. Aunque Shell negó haber hecho nada malo, "el hecho de que tuvieran que resolver esto fuera de la corte es una victoria para nosotros", añadió.

El dinero de Shell servirá para pagar compensaciones a las familias de las víctimas y los costos legales. Además, un tercio del monto se usará para crear un fondo que invertirá en programas sociales en Nigeria.

Pero el resultado en la corte tendrá un efecto poco profundo entre los accionistas de la empresa. El monto acordado es menos de una centésima parte de 1% del ingreso anual de Shell. Es similar a lo que cuesta alquilar uno de los barcos petroleros que Shell usa para distribuir el petróleo nigeriano.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes