Un 36,39 % en Sicilia vota en comicios regionales, prueba ante las generales

El 36,39 % de los sicilianos con derecho a voto han participado hasta ahora en las elecciones regionales de Sicilia (sur) para elegir a su nuevo presidente, una cita que es vista en Italia como un ensayo político ante las generales que se celebrarán a partir de febrero de 2018.

La delegación del Gobierno en la isla informó de que a las 19.00 horas locales (18.00 GMT) había votado un 36,39 %, frente al 37,66 % que lo había hecho en las pasadas elecciones de 2012.

Por número de ciudadanos, de los 4.661.111 sicilianos llamados a votar lo han hecho 1.695.182.

Los colegios electorales permanecerán abiertos hasta las 22.00 locales (21.00 GMT) y el recuento de los sufragios se realizará a partir de las 8.00 locales (7.00 GMT) de mañana.

No está previsto que haya una segunda vuelta, con lo que el candidato que más consenso tenga será el ganador.

La región, que desde 2012 ha estado gobernada por Rosario Crocetta, del gubernamental Partido Demócrata (PD), de Matteo Renzi, ha votado hoy para renovar a su presidente y a los miembros de la asamblea regional, que pasarán a ser 70 frente a los 90 que hay actualmente.

Cinco han sido los candidatos que se han presentado. En primer lugar, el favorito según las encuestas es el del centroderecha, Nello Musumeci, apoyado por el conservador Forza Italia, la xenófoba Liga Norte y el ultraconservador Fratelli d'Italia.

Musumeci, según los sondeos, se disputará la victoria con la apuesta del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Giancarlo Cancelleri.

Los dos tienen muchas opciones para convertirse en inquilinos del Palazzo d'Orléans, en la ciudad de Palermo, sede de la presidencia regional siciliana.

Por ello, el M5S hizo hoy un llamamiento a sus votantes para que acudieran a las urnas a expresar su voluntad.

Cancelleri señaló que lo que estaba en juego era "el futuro de la región", a su salida del colegio electoral en el que votó en el municipio de Caltanissetta.

Momentos después subió una fotografía a la red social de Twitter que mostraba el momento en el que había introducido la papelera en la urna y que acompañó con el mensaje "Yo ya he votado. Hacedlo también vosotros".

"Id a votar" fue el mensaje que lanzó la formación en el blog de su fundador, Beppe Grillo, mientras que Alessandro Di Battista, también del M5S, hizo lo propio en Facebook donde subrayó que "los derechos no los regala nadie".

Además de estos dos exponentes políticos, también han concurrido el candidato del centroizquierda, Fabrizio Micari, apoyado por el PD y su socio en el Gobierno, el conservador Alternativa Popular; y Claudio Fava, opción de partidos de la izquierda, como el Movimiento Demócratas y Progresistas (Mdp), formado por antiguos exponentes del PD y considerados más a la izquierda que Renzi.

El quinto candidato ha sido Roberto La Rosa, del movimiento independentista Sicilianos libres.

Los medios italianos consideran que esta puede ser la ocasión para comprobar cómo se comportan los partidos, las alianzas que llevan a cabo y las jugadas que realizan, para que los italianos se hagan una idea antes de los comicios generales de 2018.

De hecho, la recientemente aprobada ley electoral que permite convocar elecciones favorece las coaliciones, por lo que la cita siciliana puede dar pistas sobre cómo se moverán los grupos políticos el próximo año.

Renzi, sin embargo, ha insistido en las últimas semanas en que esta no era "una prueba nacional", consciente quizá de que su candidato no tiene a priori muchas opciones para hacerse con el gobierno regional.

Además de estas elecciones regionales, en Italia también se ha votado hoy en el municipio X de Roma, que incluye varias poblaciones entre ellas Ostia, en el litoral romano, y que hace dos años fue intervenido por el Estado por infiltración mafiosa.

Entre los candidatos que se han presentado ha estado Franco De Donno, un sacerdote de 71 años cansado de la degradación que vive esta zona periférica, y Giuliana Di Pillo, una profesora de 55 años, candidata por el M5S.

Algunos analistas en Italia opinan que esta votación puede ser interpretada como un examen sobre la gestión de la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi (M5S), que consiguió aquí más del 76 % de los votos en la segunda vuelta de las municipales de 2016.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7