Siria: responsabilidad de proteger civiles, diposición prevista por ONU

NUEVA YORK ( AFP)  La "responsabilidad de proteger a civiles", que el presidente francés François Hollande invocó el martes para justificar una eventual intervención en Siria, no exime de la obtención de una autorización del Consejo de Seguridad, según textos de la ONU.

En un discurso solemne, Hollande hizo referencia a la "responsabilidad de proteger a los civiles", como fue aprobado en 2005 por la Asamblea General de la ONU.

Es el primer dirigente que menciona una base jurídica precisa para intervenciones militares en reacción al presunto uso de armas químicas por Damasco que dejó unos 1.300 muertos.

Esta noción fue ratificada por la Asamblea General en septiembre de 2005 en una cumbre mundial en Nueva York y obliga a cada Estado a "proteger a sus pueblos de genocidios, crímenes de guerra o limpieza étnica y crímenes contra la humanidad".

En Siria, el uso de gas tóxico contra civiles podría claramente ser considerado como un crimen de guerra.

Si un Estado no respeta su obligación de proteger, un grupo de países puede "llevar a cabo una acción colectiva a través del Consejo de Seguridad" para obligarlo a ello, incluso por la fuerza, precisa el documento final adoptado en 2005.

El texto invoca el artículo VII de la Carta de Naciones Unidas que prevé medidas coercitivas para forzar un Estado a respetar una decisión del Consejo de Seguridad.

Desde 2005, el Consejo de Seguridad mencionó seis veces la "responsabilidad de proteger" para justificar el uso de la fuerza.

Fue el caso por ejemplo en Libia: las resoluciones 1970 y 1973 de 2011 dieron base legal para una intervención militar de la OTAN para proteger a los civiles y lo que desembocó en el derrocamiento del líder Muamar Gadafi.

En la época, Rusia no impuso su veto a estas resoluciones --como ya lo hizo para Siria en tres oportunidades desde 2011-- sino que se abstuvo. Pero luego se quejó de que los occidentales habían franqueado su mandato, lo que provocó la caída de Gadafi.

Otra manera de implementar la "responsabilidad de proteger" es recurriendo a la Corte Penal Internacional.

Según el estatuto de Roma de 1998, la CPI tiene la autoridad para juzgar a los responsables de tres de los cuatro crímenes en cuestión (genocidio, crimen contra la humanidad, crimen de guerra).

Pero como Siria no reconoce la autoridad de la CPI, sería necesario una demanda en su contra del Consejo de Seguridad ante la Corte, lo que Moscú seguramente rechazaría.

Una resolución que data de noviembre de 1950, en plena guerra de Corea, prevé que en caso de bloqueo persistente en el Consejo, la Asamblea General puede intervenir para sustituirlo y defender la paz y la seguridad internacionales.

La Asamblea aprobó sin problemas varias resoluciones que denuncian al gobierno de Bashar al Asad, pero se necesitaría tiempo para reunir una mayoría creíble y se trata de un procedimiento excepcional.

Una solución intermedia podría consistir en que se apruebe en la Asamblea una resolución que justifique a posteriori una intervención militar en Siria.

Estados Unidos y sus aliados también pueden prescindir de mandatos de la ONU, como lo hicieron en 1999 cuando llevaron a cabo una serie de bombardeos para derrocar a Slobodan Milosevic. Pero entonces habían contado, por lo menos, con el aval de la OTAN.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7