Sismo de magnitud 4,9 en sur de México activa alarma en capital del país

MÉXICO (AFP). Un sismo de 4,9 en la escala magnitud momento se originó este martes en Guerrero, un estado del sur de México, activando también la alarma sísmica en la capital del país, aunque no se han reportado daños ni víctimas, informaron fuentes oficiales.

El oficial Servicio Sismológico Nacional informó en su último reporte que el sismo tuvo una magnitud de 4,9, tras revisar a la baja un reporte previo de 5,1.

Por su parte, el Instituto Geológico estadounidense (USGS) indicó que el sismo fue de 5,1 en la escala de magnitud de momento y tuvo lugar a las 20H17 GMT.

El epicentro se ubicó en el municipio de Ometepec (Guerrero), cerca de la costa del océano Pacífico y colindante con el estado de Oaxaca (sur), según el Sismológico Nacional mexicano,

El temblor se sintió levemente en algunas zonas de la superpoblada Ciudad de México, donde se activó la alerta sísmica y muchos edificios fueron evacuados preventivamente.

" Salimos corriendo del edificio porque mi hijo tiene la aplicación de la alarma sísmica en su teléfono celular, pero la verdad es que no se sintió mucho", dijo a la AFP Amelia Galván, una ama de casa residente en la capital.

Minutos más tarde, el alcalde Miguel Ángel Mancera escribió en Twitter: "Concluye protocolo de revisión sin daños en la Ciudad, sin lesionados".

Además de Ciudad de México, el sismo activó la alerta pública en Chilpancingo, el turístico Acapulco -ambos en Guerrero- y Oaxaca -capital del estado homónimo-.

Las autoridades de Protección Civil de ambos estados confirmaron que tampoco hay daños ni víctimas en sus demarcaciones.

En México ocurren sismos con cierta frecuencia y muchos de ellos superan los 5 grados en la escala de magnitud momento sin que esto active necesariamente la alerta sísmica pública.

"Es complicado explicar" los parámetros que se deben reunir para que se active la alarma, ya que "son muchos los algoritmos que se están implementando en el sistema, que tiene ya cerca de 100 estaciones", explicó a la AFP un vocero del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico de México (CIRES), encargado de gestionar la alarma.

" Depende en qué lugar ocurre, cómo se propaga, a qué distancia está de las poblaciones", abundó el vocero, que consideró problemático establecer un criterio para hacer sonar la alarma.

" Si ocurre un sismo y no avisamos, hay un problema. Si avisamos y la gente no lo siente, es otra vez un problema", comentó el vocero del CIRES.

El 19 de septiembre de 1985 un terremoto de magnitud 8,1 destruyó parte de Ciudad de México con un saldo de 3.700 muertos, según las actas de defunción del registro civil, aunque organizaciones civiles contabilizaron más de 20.000 fallecidos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7