Sismo de 7,1 de magnitud sacude costas de Honduras

TEGUCIGALPA (AP). Una persona murió a causa de un potente sismo de 7,1 grados de magnitud que sacudió la madrugada del jueves las costas de Honduras a las 3:24 de la madrugada, hora local (0824 GMT), provocando el temor tanto en Honduras como en Guatemala.

"Una casa se derrumbó en la colonia Pineda de La Lima (a unos 200 kilómetros o 120 millas al norte de Tegucigalpa) y un hombre resultó gravemente herido, y murió en el hospital", dijo en rueda de prensa el subjefe de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Carlos González.

"El hombre murió cuando dos casas se derrumbaron y él vivía en una de ellas", añadió.

González informó que "se han evacuado decenas de trabajadores de fábricas en San Pedro Sula porque los edificios se rajaron... y hay calles rajadas en varias ciudades del país, así como tuberías de agua potable dañadas en Puerto Cortés", cercano a San Pedro Sula.

El epicentro del sismo fue ubicado a 130 kilómetros al norte-noreste de La Ceiba, en Honduras, a una profundidad de 10 kilómetros, de acuerdo con datos del Servicio Geológico de Estados Unidos.

El portavoz de los bomberos, teniente Juan Sevilla, afirmó que "algunas casas de madera de Puerto Cortés (200 kilómetros o unas 120 millas al norte de Tegucigalpa) y el muro del estadio de Comayagua se derrumbó".

Comayagua, en la región central hondureña, esta a unos 100 kilómetros (unas 60 millas) al norte de la capital.

El vocero de la alcaldía de El Progreso, Osmán Hernández, dijo a la cadena local de radio HRN que el puente La Democracia, sobre el río Ulúa, el más caudaloso de Honduras, "está seriamente dañado". El puente, inaugurado en 1957, une importantes ciudades del norte hondureño.

Vecinos de diferentes lugares del país reportaron a la cadena local de radio HRN que el servicio de electricidad se interrumpió en numerosas localidades. Lo mismo ocurrió con los servicios de internet y de teléfonos.

El alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Alvarez, llamó a la población a "mantener la calma" y dijo que "muchísimos vecinos de la ciudad aún están afuera de sus casas, en las calles, con cierto miedo".

"El sismo se produjo a 10 kilómetros (6 millas) de profundidad en el Atlántico", afirmó Gonzalo Cruz, jefe del Departamento de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma. "Fue un sismo de grandes dimensiones".

Cruz indicó que el temblor tuvo un desplazamiento horizontal en la frontera de las placas del Caribe y Norteamericana en la corteza oceánica que está debajo de las Islas de la Bahía, al norte del país.

El edificio de dos plantas de una distribuidora de productos electrodomésticos se incendió en el barrio Medina de San Pedro Sula, aunque no hubo heridos, dijo el jefe de los bomberos, teniente coronel Daniel Flores. "El temblor habría provocado las llamas, que investigamos", aseguró.

Otros daños aún no especificados se registraron en una fábrica de San Pedro Sula, la principal ciudad del norte de Honduras.

"Salí corriendo del edificio y pasé por una cuadra antes de voltear a ver y es cuando se calmó el temblor," relató Raúl González, un recepcionista de un hotel en esa ciudad. "Sintió fuerte. Nunca he sentido algo así."El Centro de Alerta de Tsunamis informó en un primer momento que había una alerta de posible maremoto para las costas de Honduras, Belice y Guatemala, pero lo canceló cuando ya había pasado suficiente tiempo sin que se supiera de ningún aumento del nivel del mar.

En Guatemala, el bombero Byron Juárez informó que un relevamiento de los cuerpos de bomberos de todo el país dijo que no había información de daños o heridos.

El balneario de La Ceiba está situado a unos 350 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

Alfredo Cedeño, quien trabaja allí en el Gran Hotel París, dijo que "gracias a Dios, no hubo daños mayores".

"Fue malo, son tres pisos, y la gente corría a la entrada," agregó. "Se sintió bastante, y lo veía, el agua de la piscina se salía".

En Belice, la gente salió corriendo de sus casas mientras los cuadros y copas de los estantes caían al suelo. Al menos cinco palafitos colapsaron en tres pueblos distintos y una torre de agua se derrumbó en el pueblo de Independence, dijeron funcionarios locales. La electricidad se cortó en todo el territorio, hasta la frontera con México.

"Les pido que no caigan en pánico, sino que se mantengan calmos", dijo en la radio el ministro de Emergencias Nacionales, Melvin Hulse. "Su gobierno está monitoreando la situación y los mantendrá informados".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes