Soldado de la OTAN muere por estallido de bomba en Afganistán

KABUL (AP). Fuerzas de la OTAN capturaron a dos jefes rebeldes importantes en Afganistán, donde el estallido de una bomba elevó a tres el número de soldados de la alianza muertos desde el comienzo del año nuevo, dijo el domingo la coalición.

Los nuevas muertes de la OTAN _todas en la zona sur convertida en baluarte del Talibán en Afganistán_ suponen un inicio de año sombrío para la coalición internacional.

Aunque los portavoces de la OTAN aseguran que el bloque ha logrado progresos importantes en la guerra, también han puesto de relieve que los avances son reversibles. Los insurgentes utilizan Pakistán como plataforma para lanzar algunos de sus ataques.

Numerosos afganos y observadores internacionales consideran que el gobierno del presidente Hamid Karzai carece de la capacidad para ofrecer servicios básicos a una población deseosa de un sentimiento de normalidad en medio de las adversidades de la guerra.

En Londres, el Ministerio Británico de Defensa confirmó el domingo la muerte de un soldado británico ocurrida el día anterior a causa de la explosión de una bomba cerca del distrito de Nahr-e Saraj, en la provincia de Helmand.

La OTAN ha intensificado sus acciones para erradicar la insurgencia y anuncia a diario la captura o muerte de jefes del Talibán o colaboradores de éstos en operaciones conjuntas con las fuerzas afganas.

En uno de los anuncios más recientes de este tipo, la OTAN dijo que fue capturado el sábado un jefe importante del Talibán que tuvo una participación directa en el atentado con un coche bomba que perpetró un atacante suicida, el 18 de diciembre, en la ciudad sureña de Kandahar.

En el atentado, dirigido contra un jefe de distrito, dos transeúntes perecieron y otros nueve resultaron heridos. La coalición no facilitó ulteriores detalles sobre ese jefe del Talibán.

La OTAN asimismo dijo que detuvo a un jefe de la temida red Haqqani, cuyos integrantes tienen vínculos con al-Qaida y actúan afuera de la vecina Pakistán y lanzan ataques en el este de Afganistán.

La alianza afirmó que ese rebelde, que coordinaba ataques contra las fuerzas de la coalición, fue capturado en la provincia de Khost, en el este, cerca de la frontera con Pakistán. El sábado, la coalición había anunciado el arresto de otro jefe de la red Haqqani en la misma provincia.

La lucha se ha intensificado en el norte, otrora considerada una región relativamente segura, debido a que el Talibán ha ampliado el radio de sus operaciones desde sus reductos sureños hacia otras zonas de Afganistán..

La intensificación de los ataques del Talibán incrementó las muertes de efectivos de la OTAN. En una cifra sin precedentes, un total de 702 soldados de la OTAN perecieron en el 2010 en Afganistán.

Zelmai Ayubi, portavoz del gobernador de la provincia sureña de Kandhar, dijo que dos insurgentes murieron la noche del sábado en un ataque aéreo de la OTAN en el distrito de Zhari.

En fecha reciente, rebeldes lanzaron dos granadas de mano contra viviendas y causaron un niño muerto y seis civiles heridos en la zona.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes