Soldado estadounidense sentenciado por muerte de iraquíes

VILSECK, Alemania (AP). Un soldado estadounidense se declaró culpable el jueves de ser cómplice de homicidio y fue sentenciado a ocho meses de prisión por estar involucrado en el asesinato de cuatro prisioneros iraquíes a los que se ató, cubrió los ojos, disparó y arrojó a un río.

Steven Ribordy, de 25 años y nacido en Kansas, también recibirá un expediente de mala conducta por parte del ejército como parte de un acuerdo entre la fiscalía y los abogados. El soldado accedió a testificar contra otros miembros de su unidad.

El capitán John Merriam, fiscal del caso, pidió la sentencia máxima de cinco años en prisión.

"La ejecución de prisioneros es el peor de los crímenes", dijo Merriam durante el consejo de guerra. "Va en contra de todo lo que creen los soldados".

Ribordy admitió que hizo guardia mientras otros miembros de su unidad mataban a los prisioneros a principios del 2007. Dijo que se acercó al lugar donde oyó los disparos y vio tres cuerpos bañados en sangre y un cuarto cadáver cerca del río.

Ribordy testificó que vio a otros tres miembros de la unidad en la escena del crimen y que olió pólvora. Los tres soldados eran sargentos y se llamaban John Hatley, Joseph Mayo y Michael P. Leahy Jr.

"Parecían estar calmados", dijo.

Ribordy dijo que ayudó a lanzar a uno de los cuerpos al río.

"No me ordenaron o preguntaron o pidieron de ninguna manera que moviera el cuerpo. Quería hacerlo y salir de allí rápidamente. No quería que nadie se metiera en problemas", dijo.

El soldado dijo al juez que no se arrepiente de lo que hizo porque en ese momento creía que era lo correcto.

"No dije nada por lealtad a mis camaradas", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes