Soldados acuden a embalse agrietado por terremoto en China

HANWANGH, China (AP). Centenares de soldados acudieron a reparar las grietas en una represa afectada por el terremoto del lunes, mientras el miércoles comenzó a llegar la ayuda para los damnificados en la zona del epicentro y en otros de los sitios más dañados.

Helicópteros militares chinos dejaron caer alimentos y medicinas para sobrevivientes del sismo que siguen aislados por las avalanchas que cerraron caminos.

La prensa estatal china informó que casi 26.000 personas fueron enterradas entre los escombros tras el terremoto del lunes, y otras 14.000 personas figuran como desaparecidas.

Los socorristas peinaban aldeas arrasadas en montañas en busca de miles de desaparecidos, al tiempo que sepultaban a víctimas en medio del temor de que la cifra oficial de casi 15.000 muertos aumente considerablemente.

En algunos lugares los hospitales quedaron reducidos a escombros, y los sobrevivientes debieron ser atendidos en calles. Poblaciones aisladas comenzaron a recibir alimentos y medicinas, lanzados desde los helicópteros que forman parte de la movilización de 10.000 soldados y policías para apoyar a los damnificados. En varios sitios, los dolientes quemaron dinero frente a hileras de cadáveres ante la creencia de que sus seres queridos fallecidos puedan necesitarlo en la otra vida.

Alrededor de 2.000 soldados fueron enviados para reparar grietas "muy peligrosas" en la Represa de Zipingpu, que está río arriba de Dujiangyan, una de las poblaciones azotadas por el sismo, informó la agencia oficial de noticias Xinhua. La Comisión Nacional de Reforma para el Desarrollo, el organismo rector de la planificación económica en China, dijo el miércoles en su página de internet que el terremoto había dañado 391 embalses, sobre todo pequeños.

Mientras llega la ayuda a algunas de las zonas más afectadas, continúa el rescate de víctimas atrapadas bajo edificios derrumbados. Pero la magnitud de la devastación causada por el sismo insinúa la necesidad de más recursos, en tanto se improvisan estaciones de ayuda y centros de refugiados en la zona del desastre que tiene la extensión de la mitad de Paraguay.

La agencia oficial de noticias Xinhua citó a fuentes locales al señalar que los equipos de rescate que lograron llegar el miércoles a pie a la ciudad de Yingxiu, en el distrito de Wenchuan __ el epicentro del sismo __, encontraron que todo "era mucho peor de lo previsto". De entre los 10.000 habitantes de la población, solamente sobrevivieron 2.300, y un millar de ellos estaban gravemente heridos.

El número oficial de muertos se elevó el miércoles a 14.866, dijo Xinhua, aunque se desconoce si la cifra incluye los 7.700 fallecidos en Yingxiu. Sólo en la provincia de Sichuan fueron enterradas 25.788 personas y 1.405 estaban desaparecidas, dijo el vicegobernador provincial Li Chengyun, según Xinhua.

La agencia dijo también que se confirmó la muerte de 178 niños en una escuela derrumbada por el potente sismo en Qingchuan, en el norte de Sichuan.

El informe dice que los estudiantes tomaban una siesta cuando se derrumbó el edificio de tres pisos el lunes. Otros 123 escaparon y 23 más están desaparecidos.

En tanto, equipos de rescate encontraron con vida a una mujer embarazada, sacándola luego de 50 horas sepultada bajo escombros.

La mujer de 34 años, Zhang Xiaoyan, con ocho meses de embarazo, quedó atrapada al derrumbarse el departamento donde se encontraba.

Se prevé que la cifra oficial de muertos se incremente de manera drástica a medida que aparezcan más cuerpos bajo los escombros.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes