Solemnes ceremonias en 70mo aniversario del Dia D

Atrás quedaron el rugido de las bombas, la zozobra del mar y el derramamiento de sangre. Setenta años más tarde, las soleadas y calmadas playas de Normandía sirvieron de escenario para la conmemoración del aniversario del Día D, el día de 1944 que marcó el comienzo del fin para los nazis.

No quedan muchos de los 150.000 soldados aliados que ese día desembarcaron en las playas de Normandía. La mayoría han fallecido y los demás ya son mayores de 90 años.

Sin embargo, algunos de los veteranos participaron en las ceremonias, parados con orgullo frente al presidente Barack Obama, el presidente francés Francois Hollande y otros líderes mundiales.

Los ancianos veteranos de guerra dieron el saludo militar, aunque algunos tuvieron dificultad en permanecer de pie. Miles de espectadores les aplaudieron.

"Gracias por haber estado aquí en el verano del 44, y gracias por estar aquí nuevamente hoy, el 6 de junio del 2014", le dijo Hollande a los veteranos y a los dignatarios. La gratitud de Francia "no se extinguirá nunca".

Poco antes, rindió homenaje a los soldados estadounidenses enterrados en Normandía. "¡Vive l'Amerique! ¡Vive la France! Y viva la memoria de los que aquí cayeron para defender la libertad".

Por su parte, Obama habló en la Playa Omaha, a la que calificó de "la cabeza de playa de la democracia".

"Los principios de Estados Unidos —nuestro compromiso con la libertad, la igualdad, la dignidad de todo ser humano— están escritos en sangre aquí en estas playas, y lo seguirán estando eternamente".

En total, 19 líderes mundiales, más de 1.000 veteranos y muchos otros asistieron para rendir honor a los militares y civiles que cayeron en los campos de batalla.

Horas antes mientras el sol salía el viernes sobre una nubosa playa Omaha, las banderas se izaron a media asta. Una banda militar estadounidense tamborileaba mientras veteranos de la 29ava división de Infantería del Ejército de EEUU y soldados en servicio asumieron posición de firmes a las 6.30 de la mañana, la hora exacta en la que la primera oleada de tropas aliadas desembarcó el 6 de junio de 1944.

"¡29, adelante!", gritaron, para luego ingerir tragos de Calvados, el brandy de Normandía hecho de manzana.

Cientos de residentes de Normandía y curiosos aplaudieron a los veteranos y luego formaron una cadena humana en la playa.

La invasión del Día D cambió el rumbo de la Segunda Guerra Mundial, resquebrajando el frente occidental de Hitler mientras las fuerzas soviéticas avanzaban por el este. El Día D inició la batalla de Normandía, que duró una semana, que a la postre llevó a los aliados a París, a la que liberaron de la ocupación nazi.

Obama declaró el 6 de junio día nacional de recordación.

En un comunicado dado a conocer el viernes señaló: "Setenta años más tarde, rendimos honores a los soldados que aseguraron una cabeza de playa en una costa despiadada —los patriotas que a través de su valor y sacrificio cambiaron el curso de un siglo entero. Actualmente, mientras continuamos la lucha por la libertad y los derechos humanos universales, tomemos fortaleza de un momento en que las naciones libres derrotaron a las fuerzas de la opresión y dieron nueva esperanza al mundo".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7