Sospechoso de ataque en Fort Hood ha empezado a hablar

FORT HOOD, Texas, EU ( AP). El presunto autor de un ataque a disparos que mató a 13 personas en la base militar estadounidense de Fort Hood, entre ellos un mayor nacido en México, se recupera de sus heridas y ha empezado a hablar, dijeron el lunes voceros del hospital donde está internado.

Sin embargo, no se sabe a partir de cuándo los investigadores comenzarán a aprovechar la mejoría en la salud de Hasan para continuar con su investigación sobre el caso mortífero.

Entre las víctimas fatales del ataque del jueves se encontraba el mayor Eduardo Caraveo, de 52 años, originario de Ciudad Juárez, México.

Mientras tanto, 16 víctimas continuaban hospitalizadas con heridas de bala y siete de ellas estaban en terapia intensiva.

Las autoridades dijeron que el mayor Nidal Malik Hasan disparó más de 100 rondas antes de que la policía civil lo hiriera en la espalda. Fue puesto bajo custodia y después fue ingresado en un hospital del ejercito en San Antonio, donde se encontraba en condición estable y había comenzado a hablar, dijo Dewey Mitchell, vocero del Centro Médico Militar en Brooke.

Las autoridades siguen calificando a Hasan, de 39 años, como el único sospechoso de los tiroteos, pero no han dicho cuándo se le interpondrán cargos y no han determinado el motivo del ataque.

Un vocero de los investigadores del ejército no respondió a las llamadas y correos electrónicos que se le enviaron el lunes para conocer otros detalles.

El sitio de internet personal de un imán radical estadounidense que vive en Yemen y tuvo contacto con dos de los secuestradores de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 calificó a Hasan como un héroe.

El mensaje del lunes en el sitio de internet de Anwar al Awlaki, que fue un líder espiritual en dos mezquitas donde solían asistir tres secuestradores de los ataques terroristas, dijo que los musulmanes estadounidenses que condenaron los ataques en Fort Hood son hipócritas al haber traicionado a su religión.

Awlaki dijo que la única manera en la que un musulmán puede justificar su servicio en el ejército estadounidense es si trata de " seguir los pasos de hombres como Nidal".

" Nidal Hassan es un héroe", dijo Awlaki. " Es un hombre consciente de que no podía soportar vivir la contradicción de ser un musulmán y servir en un ejército que lucha contra su propia gente".

Dos oficiales de inteligencia de Estados Unidos dijeron a The Associated Press que el sitio de internet era de Awlaki. Los oficiales hicieron esta declaración bajo condición de permanecer en anonimato para poder analizar la información. Awlaki no respondió de inmediato un intento por establecer contacto con él a través de su sitio de internet.

La familia de Hasan asistía al Centro Islámico Dar al Hijrah en Falls Church, Virginia, donde Awlaki era sacerdote en el 2001. El funeral de la madre de Hasan se realizó en la mezquita el 31 de mayo del 2001, según su obituario en el diario Roanoke Times. Más o menos al mismo tiempo que los secuestradores del ataque terrorista del 11 de septiembre acudían a orar a esa mezquita.

Awlaki nació en Estados Unidos y se marchó de su país en 2002, para llegar finalmente a Yemen. El año pasado fue liberado de una prisión yemení y desde entonces ha estado desaparecido. Está incluido en la lista de los hombres más buscados de Yemen, según oficiales de seguridad de este país.

El senador independiente Joe Lieberman dijo el domingo que quiere que el Congreso determine si el incidente constituye un ataque terrorista y su hubo señales que habrían podido advertir que Hasan estaba adoptando un punto de vista cada vez más extremista sobre la ideología Islámica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes