Como jueza, Sotomayor arbitró una disputa de Grandes Ligas

NUEVA YORK (AP). Mucho antes de que fuera nominada a la Corte Suprema, la jueza Sonia Sotomayor arbitró una disputa entre los jugadores de béisbol y los propietarios de equipos de las Grandes Ligas en Estados Unidos.

Su decisión como jueza federal de distrito de emitir un mandato judicial contra los dueños, el 31 de marzo de 1995, puso fin a una huelga de siete meses y medio que previamente había cancelado la Serie Mundial por primera vez en 90 años.

"Pensamos que fue bien escrito, justamente razonado", recordó el lunes el líder del sindicato de peloteros Donald Fehr al referirse al fallo. "Hizo su tarea, condujo bien una buena sala de justicia. La experiencia que tuvimos allí ciertamente sugeriría que ella se desempeñaría bien en cualquier otra instancia".

Cuando la Junta Nacional de Relaciones Laborales acudió a la corte ese 27 de marzo buscando un mandato judicial que obligara a los propietarios de equipos a restablecer la posibilidad de que los jugadores se convirtieran en agentes libres, el arbitraje salarial y las provisiones anti confabulación de un contrato colectivo de trabajo que expiraba, el nombre de Sotomayor surgió de manera fundamental.

Sotomayor realizó una conferencia telefónica con las partes, decidió que no eran necesario tener testigos y agendó argumentaciones orales. Después de escuchar a los abogados durante 90 minutos, tomó 15 minutos para deliberar y dedicó 45 minutos a leer su decisión, dejando en claro que la mayor parte de ésta había sido preparada con antelación .

Sotomayor creció cerca del Yankee Stadium y se manifestó ese día como una aficionada al béisbol.

"No se puede crecer en el Bronx sin saber de béisbol, particularmente en una familia cuya virtud es que cada miembro tiene un equipo favorito diferente", señaló, siguiendo con una descripción que mostró un conocimiento seguro del juego.

Al anunciar su nominación a la Corte Suprema, el presidente Barack Obama dijo que su decisión mostró "una rapidez muy valorada por los aficionados al béisbol de todos los lugares".

Sotomayor tuvo en su decisión palabras duras para los propietarios, quienes habían establecido nuevas reglas laborales.

Los jugadores habían dicho dos días antes que terminarían la huelga si ella se manifestaba a su favor. Pero pasaron dos días después de la decisión de Sotomayor para que los propietarios aceptaran la oferta del sindicato de regresar al trabajo, y la temporada comenzó el 26 de abril, con el calendario recortado de 162 juegos a 144.

Bud Selig, entonces comisionado interino de Grandes Ligas, señaló que la decisión de Sotomayor fue "decepcionante y podría representar un retroceso en nuestras negociaciones por un acuerdo significativo con el sindicato de jugadores".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes