Southwest pidió más tiempo para inspección de turbinas

Southwest Airlines pidió más tiempo el año pasado para inspeccionar las hélices como la que se quebró durante uno de sus vuelos el martes en una falla de turbina que dejó muerta una pasajera.

La aerolínea se opuso a una recomendación del fabricante de las turbinas de realizar inspecciones ultrasónicas de ciertas hélices en un plazo de 12 meses, diciendo que necesitaba más tiempo para realizar las revisiones.

Southwest hizo los comentarios luego que reguladores federales estadounidenses propusieron hacer obligatorias las inspecciones. La Administración Federal de Aviación no ha requerido aún que las aerolíneas realicen las inspecciones, pero dijo el miércoles por la noche que lo hará en las próximas dos semanas.

La recomendación del fabricante siguió al estallido de una turbina en un vuelo de Southwest en el 2016. El martes, una turbina de otro vuelo de Southwest estalló sobre Pensilvania y fragmentos golpearon el fuselaje. Una mujer fue succionada parcialmente cuando una ventana se quebró. La mujer murió más tarde a causa de sus heridas.

El avión, un Boeing 737, que se dirigía de Nueva York a Dallas con 149 personas a bordo, hizo un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto en Filadelfia.

El pasajero Andrew Needum, que es bombero en Texas, dijo el jueves que estaba ayudando a su familia y otros pasajeros con sus máscaras de oxígeno cuando escuchó una conmoción y acudió a auxiliar a la mujer herida.

Tim McGinty dijo el martes que él y Needum pasaron trabajos para mantener a Jennifer Riordan dentro del avión. Needum y una enfermera retirada, Peggy Phillips, comenzaron a administrar a la mujer de 43 años reanimación cardiopulmonar por unos 20 minutos, hasta que el avión aterrizó.

Investigadores federales siguen tratando de determinar porqué se zafó la ventanilla. Riordan, que estaba en la fila 14, llevaba el cinturón de seguridad.

El forense en Filadelfia dijo que Riordan, madre de dos hijos y residente en Albuquerque, Nuevo México, murió debido a heridas causadas por el impacto en la cabeza, el cuello y el torso.

Los investigadores dijeron que la hélice que se rompió en pleno vuelo y causó la falla de la turbina mostraba indicios de “fatiga de metal”, es decir micro fracturas causadas por uso repetido.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7