Suben a 48 los muertos en el volcán japonés

La cifra de muertos por la erupción de un volcán japonés creció el miércoles con el hallazgo de otra docena de cuerpos, cuando los equipos de rescate reanudaron las tareas de búsqueda entre temores por los gases tóxicos y la posibilidad de otra erupción.

La estimación de víctimas en el monte Ontake ascendía así a 48 con el descubrimiento el miércoles de los nuevos cuerpos en la montaña cubierta de ceniza, indicó la policía de la prefectura de Nagano.

La policía y las autoridades regionales señalaron que la mayoría de los cuerpos se encontraron en torno a la cumbre, donde muchos escaladores descansaban o comían.

Los helicópteros de las Fuerzas de Autodefensa japoneses trasladaron el miércoles una docena de cuerpos a los pies de la montaña.

Familiares y amigos de los desaparecidos en la montaña esperaban noticias en un salón municipal en la cercana localidad de Kiso.

Expertos médicos que han examinado a algunos de los casi 70 heridos dijeron a medios japoneses que muchos de ellos tenían contusiones, cortes y fracturas óseas en la espalda, un signo aparente de que fueron golpeados por rocas expulsadas por el volcán. Algunos estaban cubiertos de ceniza y hubo que limpiarlos con cuidado para llegar a la superficie de la piel.

La erupción atrapó a los montañeros por sorpresa. Los sismólogos habían detectado señales de aumento de la actividad sísmica en el monte Ontake, uno de 110 volcanes activos de Japón, pero nada apuntaba a una erupción fatal.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes