Sudanesa condenada por conversión al cristianismo viajará "pronto" a EE.UU.

Mariam Yahya Ibrahim, la sudanesa condenada a muerte por apostasía al convertirse al cristianismo y que se reunió hoy en Roma con el papa Francisco, viajará "pronto" a EE.UU., informó hoy el Gobierno estadounidense.

"Estados Unidos está encantado de que Mariam Yahya Ibrahim Ishag esté segura y libre y viajará pronto a EE.UU.", afirmó en un comunicado la asesora del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Susan Rice.

"Ella y su familia dejaron Sudán y emprendieron su viaje hacia la libertad", destacó la alta funcionaria.

Añadió que la salida de Ibrahim de Sudán junto con su familia cercana, incluida una bebé nacida en la cárcel, "es un testamento de su fe inquebrantable y el respaldo que recibió de amigos y aliados, incluida nuestra embajada en Jartum".

Rice celebró la llegada de Ibrahim y su familia a Roma y dijo esperar su próxima visita a Estados Unidos.

"Quiero extender mi más sincero agradecimiento al Gobierno italiano por los esfuerzos en su nombre", destacó la asesora, quien hizo hincapié en que el caso de Ibrahim subraya que "todos los países, incluido Sudán, deben respetar el derecho universal de la libertad de religión".

"Estados Unidos ha apoyado y continuará apoyando a aquellos a los que se les niegue esa libertad", aseguró.

El papa Francisco agradeció hoy la "constancia en la fe" de la sudanesa, a quien recibió en el Vaticano durante una media hora, informó la Santa Sede.

"Con este gesto, el papa quiso mostrar su cercanía, su atención y oración a todos los que sufren por su fe y especialmente a los cristianos que sufren persecuciones o restricciones en su libertad religiosa", afirmó el Vaticano.

Durante el encuentro, el papa agradeció a Ibrahim y a su familia su "testimonio valiente de constancia en la fe católica", mientras que la ciudadana sudanesa agradeció el apoyo recibido, tanto por el pontífice como por otros fieles de todo el mundo.

La joven sudanesa acudió al Vaticano junto con su marido, Daniel Wani, y su dos hijos, Martin, de un año y medio, y Maya, que nació hace dos meses en la cárcel en la que Mariam cumplía condena.

Además, la familia estuvo acompañada del viceprimer ministro de Asuntos Exteriores italiano, Lapo Pistelli.

La ciudadana sudanesa llegó esta mañana a Roma a bordo de un avión gubernamental y acompañada por Pistelli y fue recibida en el mismo avión por el primer ministro, Matteo Renzi, y la ministra de Exteriores, Federica Mogherini.

Mariam Yahya Ibrahim, su marido y sus dos hijos permanecerán en Roma "un par de días", antes de continuar viaje a Estados Unidos, del que es ciudadano el esposo de la mujer sudanesa.

Mariam, de padre musulmán y madre cristiana etíope, fue sentenciada a la horca el pasado 15 de mayo con base en las normas de la "sharía", la ley islámica impuesta en Sudán desde 1983 y que condena la conversión a otros credos.

Un tribunal de apelación de Jartum liberó a la mujer, de 27 años, el pasado 23 de junio.

El juez la condenó también por adulterio, al declarar nulo su matrimonio en 2011 con Daniel Wani, ya que las leyes de la "sharía" (ley islámica) no permiten que una mujer musulmana se case con un cristiano.

Su esposo, de origen sursudanés pero de nacionalidad estadounidense, también estaba siendo procesado pero consiguió esquivar la condena, ya que el tribunal dijo no tener suficientes pruebas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7