Sugieren que EE.UU. comunique "mejor" los efectos de la inmigración ilegal

Un grupo de especialistas estimó hoy que la Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, debe comunicar "mejor" las consecuencias que supone para las familias inmigrantes cruzar de manera ilegal la frontera de EE.UU. con México.

Daniel Restrepo, exasesor de Obama en temas relacionados con Latinoamérica, el Caribe y Canadá, manifestó a Efe que los menores que buscan llegar a EE.UU. se enfrentan a una serie de peligros durante el trayecto y sin saber " qué se puede lograr cuando se llega a la frontera", en alusión a la dificultad de lograr el objetivo de una residencia legal en el país.

Restrepo destacó que las autoridades gubernamentales deben comunicar "mejor" esta realidad y, en ese sentido, saludó el viaje que realizó esta semana el vicepresidente Joe Biden a Guatemala, en donde se reunió con el mandatario de este país y de El Salvador, así como con un representante de Honduras.

Por su parte, Juan Sheenan, representante para Honduras del grupo humanitario Catholic Relief Services (CRS), manifestó a Efe que el Gobierno de Obama debe mostrarse "abierto" y "flexible" ante la crisis humanitaria desatada por la masiva llegada de menores inmigrantes, en su mayoría provenientes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Sheenan señaló que el problema actual "se ve en las fronteras", pero es una realidad que "existe dentro de los países", y de ahí la relevancia del trabajo coordinado con los gobiernos de los países centroamericanos que EE.UU. ya ha puesto en marcha.

En los últimos días la Administración ha emprendido una auténtica ofensiva diplomática para contrarrestar la "campaña de desinformación" a cargo de las mafias sobre los proyectos de reforma migratoria en EE.UU. que estaría en la raíz de esta oleada de niños inmigrantes.

Para el exasesor de Obama, la "responsabilidad" de esta crisis recae de manera principal en los gobiernos de los países centroamericanos, que deben impulsar "el desarrollo económico" y "la seguridad ciudadana".

El Gobierno estadounidense se centró esta semana en insistir en los peligros que representan para los niños la inmigración ilegal.

El Secretario de Seguridad Nacional, Jeh C. Johnson, avisó hoy a los padres de los niños centroamericanos que están cruzando ilegalmente la frontera sur estadounidense de que "no hay permisos" al final del viaje y sólo les espera la deportación.

En una "carta abierta a los padres", remitida hoy a Efe, Johnson advierte de los peligros de esa aventura y de los traumas que pueden sufrir los niños en manos de los contrabandistas.

" Déjenme que sea claro: no hay ningún camino que lleve a acción diferida ni a la ciudadanía, ni tampoco hay ningún recurso que el Congreso esté contemplando para un niño que cruza nuestra frontera de forma ilegal hoy", afirma Johnson.

De acuerdo a datos del Departamento de Seguridad Nacional, desde octubre del año pasado cerca de 52.000 menores no acompañados han sido detenidos en la línea fronteriza, en su mayoría originarios de estos países centroamericanos.

Los menores que cruzan la frontera huyen de la violencia de su país y buscan una vida estable en EE.UU., no obstante, al ser detenidos en territorio estadounidense entran en un proceso de deportación que en muchos casos se salda con una orden de expulsión del país. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada