Suicida mata a 32 personas en Irak

BAGDAD (AP). Un vehículo cargado de explosivos detonado el viernes en un concurrido distrito comercial en una aldea chií situada al norte de Bagdad mató por lo menos a 32 personas e hirió a 43, dijeron las autoridades iraquíes.

El atentado fue dirigido al parecer contra una comisaría de policía, pero dañó además extensamente una clínica cercana en una concurrida zona de Dujail, según la policía.

Barreras de hormigón armado protegía la comisaría de policía, mientras que la clínica sufrió mayores daños, dijeron las autoridades.

Dos policías y un funcionario del hospital dieron la cifra de bajas a condición de guardar el anonimato por no estar autorizados a difundir la información.

Dujail, a 80 kilómetros (50 millas) al norte de Bagdad, fue escenario en 1982 de un intento de asesinato del ajusticiado dictador Saddam Hussein, ahorcado el 30 de diciembre del 2006, tras ser convicto de ordenar la matanza de más de 140 chiíes de esa aldea en represalia.

La explosión fue la última de una serie de ataques ocurridos en el área al norte de Bagdad, donde la violencia ha disminuido con menos celeridad que en el resto del país.

Horas antes, un atacante suicida mató a dos civiles e hirió a otros 15 al detonar una bomba frente a una mezquita chií en el norte de Irak cuando los fieles salían del recinto después de las oraciones del mediodía.

El atacante detonó la bomba cerca de una puerta de la mezquita de la población de Sinjar, en la provincia de Nínive, a unos 140 kilómetros (85 millas) al oeste de Mosul, dijo el comisario de policía Awad Kahlil.

Dos de los 15 heridos se encuentran en situación crítica, según Dakhil Qassim, el comisionado del distrito de Sinjar.

La seguridad en Irak ha mejorado en los últimos meses, pero los insurgentes suníes se mantienen activos en la zona de alrededor de la ciudad de Mosul, en el norte del país, después de haber sido derrotados en otras áreas urbanas.

El mismo viernes, partidarios chiíes del líder religioso anti-estadounisense Muqtada al-Sadr se manifestaron en Bagdad y en la ciudad de Kufa, al sur del país, contra el acuerdo de seguridad entre Estados Unidos e Irak. El acuerdo determinará el papel que jugará Estados Unidos en el país del Medio Oriente después de que expire el último mandato de las Naciones Unidas a finales de año.

En el barrio de Ciudad Sadr, en Bagdad, el jeque Abdul Hadi al-Mohammadawi, un ayudante de al-Sadr, dijo a los fieles durante las oraciones que el acuerdo es "sospechoso" y que sus consecuencias serán "la humillación y marginalización del pueblo iraquí".

Después de las oraciones, los manifestantes quemaron banderas estadounidenses e israelíes y gritaron: "¡No, Estados Unidos, no! ¡No, acuerdo, no!".

En Kufa, los partidarios de al-Sadr alzaron carteles con lemas como: "¡No aceptaremos que Irak se convierta en una colonia estadounidense!". Otro decía: "El sospechoso acuerdo significa la ocupación permanente de Irak".

Las negociaciones entre Estados Unidos e Irak sobre el acuerdo de seguridad no han prosperado ante la insistencia de Washington de retener completamente la jurisdicción legal sobre las fuerzas estadounidenses acantonadas en el territorio iraquí y a las diferencias sobre el calendario de retirada.

Los funcionarios iraquíes desean la salida de todas las fuerzas extranjeras para fines del 2011. Empero, el presidente George W. Bush se ha negado a aceptar un calendario para tal fin.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes