Suiza ratifica riesgos de mal uso de logo de Cruz Roja

BOGOTA (AP). La canciller de Suiza, Micheline Calmy-Rey y su colega colombiano, Jaime Bermúdez, dieron por superado el lunes los entredichos surgidos por el uso indebido de un logo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), así como sobre el papel cumplido por un facilitar suizo ante las FARC para lograr la liberación de secuestrados.

Calmy-Rey, quien llegó el domingo a Bogotá para una visita oficial hasta el martes, dijo que "la mala utilización...(del) emblema del Comité Internacional de la Cruz Roja podría constituir un precedente peligroso".

"Además de ser una violación al derecho internacional humanitario", añadió la funcionaria que habló en francés con traducción oficial al español.

Pero, "he tomado nota de que el gobierno colombiano ha pedido excusas" al organismo internacional, con sede en Ginebra, agregó la funcionaria en una conferencia de prensa en la cancillería junto a Bermúdez.

Bogotá debió presentar nuevas excusas la semana pasada al CICR tras revelarse un vídeo en una televisora local mostrando que al menos un miembro de un comando militar usó un peto con el logo de la Cruz Roja desde el comienzo de un operativo que rescató el 2 de julio a 15 secuestrados en manos de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El gobierno había admitido a mediados del mes pasado el uso del emblema, pero aseguró que había sido sólo en medio del operativo, cuando el militar se puso nervioso al ver que llegaban a una zona rebelde con guerrilleros con fusiles, mientras ellos estaban desarmados, lo sacó del bolsillo y se colocó.

El vídeo reavivó dudas si hubo o no instrucciones de usar ese emblema internacional, lo que el gobierno niega.

La visita de Calmy-Rey se produce en el marco de la celebración del centenario de relaciones diplomáticas entre los dos países, pero en momentos en que Bogotá y Berna buscaban superar además el impasse surgido en julio debido al papel desempeñado por Jean Pierre Gontard, un delegado suizo quien junto a un funcionario francés trabajaron en los últimos años con autorización del gobierno colombiano para buscar la liberación de secuestrados en manos de las FARC.

Pero tras el rescate de los 15 secuestrados, entre ellos la ex candidata presidencial colombo-francesa Ingrid Betancourt, Bogotá dijo a mediados del mes pasado que tenía dudas sobre el papel que había tenido Gontard y anunció el cese de sus gestiones, tanto como las del francés.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, ha dicho que esas dudas sobre Gontard surgieron porque el nombre del suizo apareció en correos electrónicos del computador del extinto comandante de las FARC, Raúl Reyes, en los que se menciona al suizo como supuesto portador de al menos 480,000 dólares de los insurgentes.

Calmy-Rey mantuvo la posición ya conocida y respaldó al delegado, pero agregando que estaban dispuestos a cooperar con la justicia colombiana, que abrió en julio una investigación preliminar a Gontard.

"Estamos convencidos que nuestro facilitador ha trabajado de manera ejemplar...reafirmamos que él (Gontard) no estuvo implicado en ningún pago de dinero destinado a las FARC", dijo la canciller.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes