Suman 17 muertos por enfrentamientos en Egipto

EL CAIRO - La cifra de muertos por los enfrentamientos más recientes entre manifestantes islamistas y las fuerzas del orden en Egipto se ha elevado a 17, dijo el sábado un funcionario de seguridad.

Los hechos ocurren menos de dos semanas antes de que se efectúe un referendo crucial en torno a la Constitución enmendada.

Por su parte, 13 de los principales grupos defensores de los derechos humanos en el país condenaron en un informe las violaciones a dichos derechos por parte de las autoridades, así como los recientes arrestos de activistas políticos.

En lo que fueron las refriegas callejeras más mortales en meses en El Cairo y otras localidades densamente pobladas, centenares de miembros de la Hermandad Musulmana y sus simpatizantes lanzaron bombas incendiarias y piedras el viernes contra las fuerzas de seguridad, que respondieron con cañones de agua y gas lacrimógeno.

Mohamed Fathala, portavoz del Ministerio de Salud, dijo que 62 personas resultaron heridas a causa de estos hechos de violencia.

El funcionario de seguridad, que solicitó el anonimato porque no está autorizado a hacer declaraciones a la prensa, dijo que la policía arrestó a 258 manifestantes y confiscó bombas de fabricación casera, armas de fuego, cuchillos, fuegos pirotécnicos y bombas Molotov.

Entre las fuerzas de seguridad hubo 17 heridos en los enfrentamientos, en tanto que tres vehículos y una oficina de tránsito fueron incendiados en Alejandría, la segunda ciudad más grande de Egipto, agregó.

La calma predominaba el sábado en las calles. El ministro del Interior Mohamed Ibrahim advirtió que la policía "no tolerará las agresiones contra la seguridad de los ciudadanos".

"El aparato de seguridad no dejará a Egipto como rehén en las manos de bandoleros", afirmó Ibrahim durante una visita a un complejo de adiestramiento de seguridad.

Las protestas callejeras se han vuelto habituales en todo el país desde que el ejército derrocó el 3 de julio al presidente islamista Mohamed Morsi, un golpe militar que siguió a las protestas de millones de manifestantes anti islamistas que exigían la renuncia del mandatario. Morsi procede de las filas de la Hermandad Musulmana.

Los partidarios de Morsi han salido a las calles a exigir la reinstalación del otrora gobernante, pero han enfrentado las acciones represivas de las nuevas autoridades, que tienen el respaldo de los militares.

Centenares de miembros de la Hermandad perdieron la vida cuando las autoridades desmantelaron sus campamentos de protesta, miles han quedado bajo arresto y un número alto está sometido a juicio.

El gobierno ha clasificado a la Hermandad como un grupo terrorista y pretende dejarla sin recursos económicos al ordenar la semana pasada que se decomisen activos a centenares de grupos no gubernamentales de los que se sospecha están vinculados con la organización.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada