Suníes capturan dos ciudades al norte de Bagdad

Militantes cercanos a al-Qaida continúan protagonizando su ofensiva sobre amplias zonas de Irak de mayoría suní. Según fuentes oficiales este viernes han llegado a una provincia de etnia mixta del noreste de Bagdad capturando dos ciudades.

Las recientes conquistas de los partidarios de un estado islámico en Irak y Levante llegan al tiempo que el primer ministro Nuri al Maliki y su gobierno de mayoría chií intentan ofrecer una respuesta convincente a los ataques militares de los suníes, especialmente la captura de Mosul, la segunda ciudad más grande del país. Los suníes se han hecho además con el control de otras muchas pequeñas localidades así como bases militares y puestos policiales, encontrando apenas resistencia por parte de las fuerzas de seguridad.

El presente escenario supone la mayor amenaza para la estabilidad de Irak desde la retirada de Estados Unidos a finales de 2011. La nueva realidad empuja al país al borde un precipicio étnico y permite vislumbrar al actual territorio dividido por etnias: suníes, chiíes y curdos.

Fuentes policiales aseguran que varios guerrilleros se hicieron con el control de las ciudades suníes a golpe de ametralladora. Testigos presenciales les vieron llegar el pasado jueves en camionetas a la región de Diyala y una vez allí capturar las ciudades de Jalula, a 125 kilómetros (80 millas) al noreste de Bagdad y Sadiya a 95 kilómetros (60 millas) al norte de la capital.

Según las mismas fuentes policiales, que no revelaron su nombre por seguridad, los soldados iraquíes abandonaron sus puestos sin apenas ofrecer resistencia. A ellos se les sumaron representantes curdos en la ciudad de Jalula aunque en ningún momento protagonizaron enfrentamientos.

Los partidarios de un Estado Islámico en Irak han prometido conquistar Bagdad y se han visto acompañados en su rebelión por antiguos partidarios de Sadam Hussein y otros suníes descontentos.

Anticipando su victoria los militantes han asegurado que impondrán la ley Sharia en Mosul y en los territorios conquistados.

Un vídeo colgado por el Estado Islámico en un cibersitio muestra como a los rebeldes marchando armados por un barrio de Mosul. Un vocero con altavoz pide a la gente que se sume a la revuelta para "liberar a Bagdad y Jerusalén". Mientras muchos ciudadanos apoyaban a los rebeldes al grito de "Dios está con vosotros" los vehículos confiscados lucían la característica bandera negra del Estado Islámico.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada