Supremo de Perú resolverá extradición de expresidente Toledo el 13 de marzo

La Corte Suprema de Justicia de Perú decidirá la extradición de Estados Unidos del expresidente peruano Alejandro Toledo, denunciado por presunto tráfico de influencias, lavado de activos y colusión, el próximo martes 13 de marzo, anunció hoy el juez César San Martín durante una audiencia pública.

El magistrado escuchó hoy la acusación de la fiscalía y la respuesta del abogado de Toledo, Roberto Su, a la solicitud de extradición por presuntamente haber recibido un soborno de 20 millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht.

La resolución de la Sala Penal Nacional de la Corte Suprema será publicada en la página web del Poder Judicial el próximo martes, detalló San Martín.

En el caso de que la Sala Penal apruebe la solicitud planteada por el juez Richard Concepción Carhuancho, el gobierno peruano debe enviar el pedido de extradición al Departamento de Justicia de Estados Unidos para lograr la repatriación de Toledo y ponerlo a disposición de los juzgados.

La defensa de Toledo dijo que la extradición del exmandatario no procede porque el delito de colusión ha prescrito y consideró que la fiscalía está "inventando cargos" contra el exgobernante.

Toledo, quien vive en Estados Unidos, tiene una orden de detención por 18 meses, dictada en febrero del año pasado, a raíz de la denuncia por haber presuntamente recibido un soborno de 20 millones de dólares de la constructora Odebrecht.

Sin embargo, la orden de detención permanece entrampada en los juzgados y fiscalías a cargo del escándalo Lava Jato debido a los procedimientos que deben completar antes de presentar el expediente de extradición a la justicia de Estados Unidos.

El expresidente ha sido investigado en los últimos años por las compras de casas y oficinas hechas en Lima por casi 5 millones de dólares con fondos de la empresa Ecoteva, creada por su amigo Josef Maiman y su suegra Eva Fernenbug en Costa Rica.

Maiman ha confirmado a la fiscalía peruana que prestó sus cuentas a Toledo y que los fondos eran derivados a Ecoteva.

En Perú, el caso Odebrecht se ha centrado en seguir el rastro de los millonarios sobornos que la compañía brasileña admitió ante la Justicia estadounidense haber pagado en sobornos a funcionarios a cambio de adjudicarse millonarias obras entre 2005 y 2014.

Además del mandato presidencial de Toledo, ese período abarca el de Alan García (2006-2011), incluido en investigaciones por sobornos para el Metro de Lima; y Ollanta Humala (2011-2016), encarcelado por la presunta financiación irregular de sus campañas electorales. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes