Supremo argentino pide investigar filtración de escuchas a Cristina Fernández

El Supremo de Argentina pidió hoy investigar la filtración de escuchas telefónicas vinculadas a expedientes judiciales, después de que se difundieran conversaciones entre la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) y el ex jefe de Inteligencia Oscar Parrilli, en una causa que afecta a este último.

Según informaron fuentes jurídicas, por unanimidad la Corte Suprema de Justicia solicitó al Congreso de la Nación que haga una auditoría en la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado, organismo del Poder Judicial encargado de interceptar las escuchas judiciales.

También requirió informes al juez federal Rodolfo Canicoba Corral, que se hizo cargo de una denuncia presentada por Parrilli por la filtración a la prensa de sus llamadas a la ex jefa de Estado.

La Corte recordó que una de las premisas de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos Crimen Organizado es "asegurar el cumplimiento de los principios de transparencia y confidencialidad en las ejecución de dichas tareas", por lo que se busca determinar si las filtraciones tienen su origen en ese organismo.

En el caso concreto que afecta a la expresidenta, la interceptación de su conversación con Parrilli, que data de 2016, se debe a que este es investigado por el supuesto encubrimiento del empresario Ibar Pérez Corradi, acusado de ser autor intelectual de un triple crimen relacionado con el tráfico de efedrina.

Los miembros de la Corte solicitaron a Canicoba Corral que informe de detalles que considere relevantes de la actuación de los agentes encargados de interceptar comunicaciones, y también para determinar si las filtraciones a la prensa surgieron de la citada Dirección.

Desde febrero pasado una radio ha revelado en varias tandas audios en los que se escucha a Fernández, charlando con Parrilli en 2016, insultar a algunos de sus compañeros del peronismo y a rivales políticos.

Las primeras filtraciones se dieron en enero de 2017, cuando un canal de televisión difundió un audio que se convirtió en mediático porque Fernández tildaba de "pelotudo" al propio Parrilli: "Soy yo, ¡pelotudo!", le espetaba en una frase que se hizo viral en Argentina.

El año pasado, en una rueda de prensa, Parrilli sostuvo que las escuchas tienen una "clara intención de hacer una persecución política y un espionaje político a la expresidenta", involucrada en varias causas judiciales.  

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes