Suspendida por tercera vez la auditoría de votos en Afganistán

La auditoría de los votos de las elecciones presidenciales afganas fue suspendida este sábado por tercera vez, sin que la Comisión Electoral Independiente (IEC) haya explicado el motivo, informaron medios locales.

La suspensión se produce el mismo día en que la misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) había anunciado que los dos candidatos, Abdulá Abdulá y Ashraf Gani, han aceptado los criterios propuestos para la auditoría y después de que ayer el presidente estadounidense, Barack Obama, hablara con ambos para pedirles que respeten el resultado.

Según declaró a la agencia AIP un representante de la candidatura de Gani, Mohamed Gulab Mangal, fueron los miembros del equipo de Abdulá los que repentinamente abandonaron el lugar en que se procede al recuento de votos en Kabul y se analiza su validez.

Sin embargo, la Comisión Electoral Independiente no comunicó el motivo de la nueva paralización de la auditoría que comenzó el 17 de julio, mientras que la UNAMA, en un comunicado, aseguró que ambos candidatos habían aceptado los criterios propuestos por Naciones Unidas para el recuento, " en un esfuerzo de buena fe para superar sus diferencias".

La UNAMA reclamó a la Comisión Electoral que se reúna cuanto antes para adoptar las decisiones necesarias que permitan proseguir la auditoría.

El presidente estadounidense, Barack Obama, habló ayer Abdulá y Gani para pedirles que cumplan el compromiso de lograr un gobierno de unidad y aceptar el resultado de la auditoría electoral.

Abdulá acusó a su rival de fraude electoral y no aceptó los resultados que daban la victoria provisional a Gani, lo que ha sumido a Afganistán en la parálisis que pone en riesgo la tan perseguida transición gubernamental en el país tras más de una década de gobierno de Hamid Karzai.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, mantendrá consultas con ambos candidatos y con el presidente Karzai para evitar que los desacuerdos pongan en riesgo la estabilidad política del país asiático.

La auditoría de los 8,1 millones de votos depositados en la segunda vuelta de los comicios presidenciales del pasado 14 de junio se prolongará durante varias semanas, lo que ha forzado a retrasar la toma de posesión prevista para el 2 de agosto.

Gani y Abdulá alcanzaron un acuerdo tras la mediación de Kerry para auditar el cien por cien de los votos bajo el liderazgo de la ONU, y la presencia de cerca de 900 observadores afganos y extranjeros.

Los resultados preliminares habían dado como favorito a Gani, con un 56,44 por ciento de las papeletas, un recuento que Abdulá rechazó tras denunciar un fraude organizado por el presidente saliente, su contrincante y la Comisión Electoral. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7