El Talibán destruye puentes aprestándose a una ofensiva

ARGHANDAB, Afganistán (AP). Milicianos talibán destruyeron puentes y colocaron minas en varias aldeas que controlan cerca de la ciudad más grande del sur de Afganistán, en un aparente intento por lanzar una ofensiva, dijeron el martes funcionarios y residentes.

Más de 700 familias, posiblemente unas 4,000 o más personas, han huido del distrito de Arghandab, situado a 15 kilómetros (10 millas) al noroeste de la ciudad de Kandahar, informó Sardar Mohamad, un agente de policía que vigilaba un puesto de control en el sector oriental del río Arghandab. El martes, la policía detuvo y sometió a cateos a toda persona que pasaba por el camino.

Mohamad dijo que en la margen occidental del río centenares de milicianos controlaban entre nueve y 10 poblaciones.

"Anoche los residentes se asustaron y familias huyeron del área usando tractores, camiones y taxis", informó el policía. "Pequeños puentes dentro de las aldeas han sido destruidos", añadió.

El Talibán intenta desde hace mucho tomar control de Arghandab, pues hay excelentes posiciones de combate en sus plantaciones de uvas y granadas. Desde allí, los militantes pueden cruzar las planicies usando una red de caminos y lanzar ataques contra Kandahar, como preparativos para un ataque a la ciudad, considerada su hogar espiritual.

El ejército afgano, que el martes envió cuatro aviones cargados de soldados desde Kabul a Kandahar, dijo que entre 300 y 400 militantes se han congregado en Arghandab, muchos de ellos combatientes extranjeros. Sin embargo, la coalición liderada por Estados Unidos dijo que tras realizar un patrullaje por la región, "No encontró evidencias de que los militantes controlan el área".

Pese a ello, Mark Laity, vocero de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, informó que un avión de la alianza lanzó panfletos sobre Arghandab recomendando a los residentes que se queden en sus hogares.

"Mantengan a sus familias seguras. Cuando haya combates cerca de sus hogares manténgase en el interior (de sus viviendas) mientras las fuerzas de seguridad afganas derrotan a los enemigos de Afganistán", decía el panfleto, según Laity.

El vocero señaló que 700 soldados afganos se han desplazado desde Kabul a Kandahar para lidiar con la amenaza en Arghandab.

El avance del Talibán hacia el distrito de Arghandab se registró tres días después de un ataque a una prisión en Kandahar donde fueron liberados 400 insurgentes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes