Talibán mata a 15 policías afganos

KABUL, Afganistán (AP). Los insurgentes del Talibán tendieron una emboscada en un desfiladero al paso de un convoy de la policía afgana que patrullaba una carretera clave, matando a 15 agentes e hiriendo a 10 en la provincia afgana de Farah, dijo el jueves un funcionario provincial.

Con anterioridad, un ataque con cohetes mató en un lugar cercano a seis camioneros y destruyó decenas de camiones que transportaban combustible para las fuerzas de la coalición.

Los insurgentes huyeron sin sufrir bajas tras atacar a unos 40 agentes en el convoy, que circulaba por la carretera principal de la provincia, dijo el jueves el vocero provincial de Farah, Abdul Rahman Zhawandai.

Antes del amanecer del miércoles y cerca del lugar de la emboscada fueron lanzados cohetes contra una playa de estacionamiento de camiones cisterna, y uno de los vehículos cargado de gasolina estalló al ser alcanzado. El incendio destruyó unos 35 de los 40 camiones y mató a seis de los conductores que pernoctaban allí ante la amenaza de ataques insurgentes que elevan el peligro cuando conducen después del anochecer.

El Talibán aumentó los ataques en los últimos meses aprovechando el repliegue de las fuerzas internacionales, que hace dos meses transfirieron las labores de seguridad a las fuerzas afganas.

Los insurgentes mataron además a un soldado estadounidense e hirieron a 10 soldados polacos con un vehículo cargado de explosivos en una base de la coalición en el este de Afganistán, pero las autoridades dijeron que el Talibán no logró ocupar partes de la instalación y matar a más personas.

Dos vehículos cargados de explosivos conducidos por insurgentes provistos de chalecos bomba detonaron sus cargas en la base situada en una populosa zona de la ciudad de Gahzni, pero las fuerzas afganas pudieron evitar que fueron detonados dos más. Las autoridades afganas dijeron el jueves que el número de bajas habría sido mucho mayor si los insurgentes hubieran logrado concluir uno de sus ataques más complejos hasta la fecha.

Uno de los soldados polacos se encuentra grave, y el hospital de Gahzni indicó que 35 civiles y agentes afganos resultaron heridos.

"El ejército afgano evitó grandes bajas entre civiles y personal militar", dijo el vocero del Ministerio de defensa, el general Mohammad Zahir Azimi.

En total 35 personas fueron muertas y 73 heridas en la emboscada del miércoles, el ataque a la base y otros tres enfrentamientos en todo el país.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7