Talibanes resisten contraofensiva del ejército en el sur de Afganistán

Los talibanes resistían el domingo una contraofensiva del ejército afgano en la provincia de Helmand, sur de Afganistán, donde se libran intensos combates, indicaron responsable locales.

Los talibanes resistían sobre todo en los alrededores de Bostanzai, en el norte del distrito de Sangin, donde ocupan varios puestos de control.

También defendían sus posiciones en la aldea de Barekzai, indicaron las fuentes.

"Los combates continúan en algunas partes de Sangin, a donde fueron despachados refuerzos para eliminar los bolsones de resistencia", dijo por su lado el portavoz del gobierno de Helmand, Omar Zwak.

El sábado, el ministerio afgano del Interior había declarado que el ejército frenó la ofensiva de los talibanes, matando a 260 combatientes.

El jueves pasado, el gobierno afgano anunció un contraataque para frenar la ofensiva lanzada la semana pasada por los talibanes.

Este foco de resistencia de Sangin está en el centro de una gran región de producción de amapola para producción de opio, uno de los financiamientos de los talibanes durante los últimos 13 años de guerra contra las fuerzas de la Otan.

El sábado, unos 25 vehículos blindados, soldados y municiones fueron trasladados hacia el distrito de Sangin.

Los combates habían comenzado el 19 de junio cuando varios centenares de rebeldes islamistas atacaron el distrito de Sangin. El sábado, el ministerio del interior había afirmado que la ofensiva de los talibanes fue detenido por las fuerzas afganas.

Según el portavoz del ministerio del Interior Sediq Sediqqi, los combates causaron unos 260 muertos entre los talibanes, y unos treinta muertos de las fuerzas armadas y de la policía afganas.

Era imposible verificar ese balance de manera independiente el domingo, así como el de las víctimas civiles de las que no hay ninguna cifra oficial.

El sábado, un consejo de seguridad nacional presidido por el presidente Hamid Karzai saludó "la valentía de las fuerzas afganas" frente a los ataques de los talibanes en especial en el Helmand, donde la situación estaba "mejorando", según un comunicado del palacio presidencial.

Por otro lado, los combates provocaron el éxodo de unas 3.200 familias (de 15.000 a 30.000 personas) hacia Lashkar Gah, la capital de la provincia de Helmand, según Omar Zwak.



Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7