Tanque sobrellenado pudo provocar la explosión

SAN JUAN ( AP). Gases que emanaron de un tanque que rebosó su capacidad en el almacén de combustibles de la Caribbean Petroleum Corp (Capeco) pudo haber sido la causa del incendio que destruyó 21 de los 40 tanques de las instalaciones, reveló una persona que tuvo acceso al relato de un testigo de la explosión.

La fuente, que rehusó ser identificada porque los investigadores federales le prohibieron hacer declaraciones, dijo este miércoles a la AP que un trabajador notó en el metro del tanque que no había espacio suficiente para el combustible que era transferido desde una embarcación. Acto seguido, vio las emanaciones de gases sobre el tanque.

El empleado, con 35 años de experiencia, salió rápidamente a buscar a su supervisor y juntos regresaron al área donde estaba el tanque, pero al percatarse de la magnitud del peligro salieron antes de la primera explosión que provocó un temblor de 2,4 de magnitud.

" La experiencia que tiene el trabajador es el botón de pánico que le suena y sale a buscar al supervisor. De lo contrario, hubiesen muerto todos", expresó en entrevista radial a WSKN el ingeniero Vicente Feliciano, que en el pasado trabajó como contratista en Capeco.

A su juicio, una sola persona no debe estar a cargo de la tarea de llenar un tanque.

" Se supone que el supervisor esté con su gente coordinando con un radio para comunicarse directamente con el barco... él pudo haber mandado a parar el bombeo", añadió.

De acuerdo al relato de la fuente, al momento de la explosión había en las instalaciones cinco personas: el trabajador, el supervisor, dos empleados que estaban en el laboratorio y un guardia de seguridad.

Feliciano explicó que los tanques tienen el techo flotante, y cuando se sobrellenan, el líquido se expone al ambiente y " alguna forma de ignición" puede iniciar el fuego.

Destacó que a un sólo empleado se le hubiera hecho difícil abrir otro tanque para transferir el combustible. Frances Ríos, portavoz de Capeco, dijo que la empresa no emitirá comentarios.

José González, dueño de PetroWest, una empresa que almacena y distribuye combustibles en Mayagüez al oeste, dijo que hay sistemas automáticos que debieron alertar sobre la situación.

" Tenían poco personal (pero) eso tiene muchos censores automáticos y alarmas, no se sabe por qué la alarma no funcionó para determinar que había un liqueo (derrame)", dijo González a la AP.

El portavoz de la oficina federal de Alcohol, Tabaco y Armas de Estados Unidos, Marcial Orlando Félix, reconoció que ha escuchado la versión que tiene la AP. " Hay varias teorías, muchísimas, y algo parecido a lo que dice".

El monumental incendio, que inició la madrugada del viernes y no pudo ser extinguido hasta el domingo, causó daños ambientales a cuerpos de agua y humedales.

No se reportaron heridos de consideración durante la explosión y fuego, pero más de 600 residentes de comunidades aledañas tuvieran que mudarse a refugios.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes