Tanques en Siria disparan obuses contra Hama

BEIRUT (AP). Las fuerzas de seguridad sirias dispararon el lunes obuses por segundo día contra la ciudad de Hama a fin de aplastar las protestas que exigen la renuncia del presidente Bashar Assad.

Menos de 24 horas después de ataques el gobierno que dejaron al menos 70 muertos, soldados y tanques renovaron sus acciones para someter a Hama, epicentro de la revuelta contra el régimen de la familia Assad.

Desde Hama, el activista Omar Hamawi dijo que los tanques abrieron fuego la mañana del lunes tras una noche de disparos esporádicos. El activista por los derechos humanos Mustafá Ossowa confirmó desde Siria el ataque con obuses contra la ciudad. Se desconocía de inmediato si hubo víctimas.

Rami Abdul-Rahman, quien encabeza el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres, dijo que en la ciudad de Deir el-Zour, en el este del país, también se registraron intensos ataques durante la noche.

En Bruselas, la Unión Europea anunció una ampliación de sus sanciones a Siria por la represión contra manifestantes que piden cambios democráticos en el país.

Las medidas incluirán congelación de cuentas y denegación de visas a otras cinco autoridades militares y gubernamentales, indicó la directora de política exterior de la UE, Catherine Ashton.

El número de individuos sobre los que han recaído las sanciones en Siria aumentó a 35, entre ellos el presidente Assad. Cuatro entidades del gobierno sirio también figuran en la lista.

Los ataques de las fuerzas de seguridad contra Hama y otras ciudades sirias muestran que el gobierno "no está dispuesto a poner en marcha las reformas que prometió en respuesta a las demandas legítimas del pueblo sirio", afirmó Ashton.

En París, la portavoz del Ministerio del Exterior, Christine Fages, dijo que las autoridades políticas, militares y de seguridad en Siria "deben saber, ahora más que antes, que tendrán que rendir cuentas por sus actos".

La Unión Europea también mantiene un embargo de armas y equipo a Siria que puede ser utilizado para atacar a los manifestantes.

Al parecer el gobierno sirio ha intensificado su represión para impedir que las protestas adquieran mayor dimensión durante el mes sagrado islámico del Ramadán, el cual comenzó el lunes.

Los musulmanes acuden en grandes números a las mezquitas durante el Ramadán a fin de efectuar oraciones nocturnas al término del ayuno diario que se extiende del amanecer al atardecer.

Las congregaciones podrían devenir en protestas intensas en Siria, un país predominantemente suní, y los activistas afirman que las autoridades han adoptado medidas para impedirlas.

Más de 1,600 civiles han muerto en las diversas acciones de represión contra protestas pacíficas en las que los manifestantes demandan el fin del régimen de Assad desde que comenzó la revuelta a mediados de marzo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes