El etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, elegido director general de la OMS

El etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus fue elegido hoy nuevo director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en sustitución de la china Margaret Chan, quien concluirá su mandato al frente de la institución el próximo 30 de junio tras 10 años en el cargo, informaron fuentes diplomáticas.

Durante el proceso de elección, que se celebró hoy en la septuagésima Asamblea Mundial de la Salud de la organización, Adhanom Ghebreyesus recibió un amplio apoyo por parte de los países miembros de la OMS para liderar la institución durante los próximos cinco años.

Será el primer máximo responsable de la OMS del continente africano, dado que de los ocho directores generales que han dirigido la institución desde su fundación, en 1948, dos han sido americanos, tres europeos y tres asiáticos.

Adhanom Ghebreyesus competía por el puesto con el británico David Nabarro y la paquistaní Sania Nishtar.

Horas antes de la votación, el etíope de 52 años prometió "trabajar sin descanso para hacer realidad la cobertura universal de salud, mejorar la respuesta ante emergencias sanitarias, reforzar la atención sanitaria de primera línea y colocar la rendición de cuentas y de la transparencia en el centro de la cultura de la OMS".

El nuevo director general se presentó como alguien que transformó el sistema de salud de su país -fue ministro de Sanidad entre 2005 y 2012-, pero que también desempeñó papeles claves en el trabajo de organismos internacionales en los que participó como presidente en sus consejos directivos.

Biólogo de formación, máster en inmunología de las enfermedades infecciosas y doctor en Filosofía, Adhanom Ghebreyesus representa a la región más pobre del mundo y con los niveles de acceso a los servicios de salud más bajos.

Durante su campaña destacó haber logrado ampliar el número de etíopes con acceso a los servicios de salud.

Tedros Adhanom Ghebreyesus fue miembro del consejo de administración de la asociación Roll Back Malaria Partnership, de ONUSIDA, y del Fondo Mundial para la Eliminación de la Malaria, el Sida y la Tuberculosis, entidades "a las que ayudó a operar con mayor eficiencia y efectividad", ha asegurado.

Sus mayores detractores han sido ciudadanos etíopes, muchos de ellos de la diáspora o reunidos en torno a ONG.

Reputadas organizaciones como Human Rights Watch (HRW) le recriminan formar parte del núcleo duro del régimen etíope, acusado por grupos de derechos humanos y por la ONU de sistemáticas violaciones de las libertades fundamentales y de represión política.

Su campaña también se ha visto teñida por las acusaciones de no haber informado de forma pertinente de tres epidemias de cólera cuando fue ministro de Sanidad.

Adhanom Ghebreyesus fue también titular de Exteriores entre 2012 y 2016, cargo que abandonó para dedicarse a su campaña para lograr la jefatura de la OMS.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7