Temen que hayan muerto los 64 desaparecidos en planta rusa

MOSCU ( AP). Los buzos inspeccionaban hoy martes las aguas arremolinadas y los cuartos cavernosos inundados de la mayor planta hidroeléctrica rusa pese a que los propietarios consideraron dudoso que ninguno de los 64 trabajadores desaparecidos tras un accidente pudieran ser hallados con vida.

El accidente ocurrido el lunes, que mató a otros 12 obreros, paralizó la enorme planta de energía Sayano-Shushenskaya en el sur de Siberia y privó a varios pueblos y fábricas importantes de suministro eléctrico. La planta abastece el 10% de las necesidades energéticas de Siberia, según informes en la prensa rusa.

Dos trabajadores fueron hallados con vida el lunes dentro de la estructura inundada, dijo el director interino de RusHydro, Vasily Zubakin, según la prensa, pero se desvanecía la esperanza de encontrar a salvo a los 64 todavía desaparecidos.

" Cada hora que pasa hay cada vez menos esperanzas de que encontremos a alguien con vida", dijo a la Associated Press el vocero de RusHydro, Yevgeny Druzykaka.

Los investigadores federales dijeron que una explosión destruyó muros y el techo de una sala de máquinas donde están situadas las turbinas y provocó su inundación. Una de las diez turbinas de la planta resultó destruida totalmente, dos quedaron parcialmente destruidas y tres dañadas, dijeron las autoridades.

La represa de la planta, una enorme estructura que se extiende un kilómetro (más de media milla) a lo largo del río Yenisei, no resultó dañada, y los pueblos río abajo no corrían peligro, dijo el ministro de situaciones de emergencia Serguei Shoigu.

El gobernador regional Viktor Zimin refutó denuncias de que los equipos de rescate oyeron ruidos de golpeteos del interior de la estructura, diciendo que las gruesas paredes de granito no permitirían oír ruidos del interior.

Pero el ex director de la planta Alexander Toloshinov dijo que algunos trabajadores atrapados en el cuarto de control inundado podrían haber sobrevivido de haber hallado algún bolsón de aire en un rincón.

Tres grupos de buzos buscaban a los trabajadores desaparecidos dentro de las salas inundadas y en el río, dijo Shoigu en comentarios televisados, y agregó que se cree que los trabajadores se ahogaron o fueron aplastados por los escombros de la explosión.

El accidente también provocó un derrame petrolero que para el martes se extendía 80 kilómetros (50 millas) por el Yenisei. Los trabajadores luchaban por detenerlo pero hasta ahora infructuosamente.

Desde otras plantas se desviaba el suministro para cubrir el déficit en la región pero no se sabía durante cuánto tiempo las demás plantas podrían compensar la escasez energética.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes