Temor en EU por plantas nucleares cerca de fallas geológicas

LOS ANGELES ( AP). Dos años antes del terremoto que desató una crisis atómica en Japón, se descubrió una falla geológica a menos de un kilómetro (media milla) de un reactor nuclear en la costa de California, lo que desató la alarma de agencias reguladoras que dicen que no se ha medido bien el riesgo de esta situación.

La planta de Diablo Canyon está en el estado más poblado del país y a 320 kilómetros (200 millas) de Los Angeles, pero su situación no es única. En todo Estados Unidos, una red de fallas geológicas genera dudas sobre la seguridad de plantas, que ya tienen varias décadas, en caso de terremoto. Las imágenes tremendas que llegan desde Japón, donde varios reactores quedaron dañados por un maremoto, intensifican los temores.

La planta de Indian Point está sobre una falla geológica a apenas 56 kilómetros (35 millas) al norte de Nueva York. El miércoles, el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo ordenó revisar las medidas de seguridad de la planta.

Pero las preguntas son más urgentes en California, situada en una región proclive a la actividad sísmica y donde unos 10 terremotos de magnitud superior a 7,0 han ocurrido desde 1900.

En Diablo Canyon, el tema no es lo que se sabe, sino lo que no se sabe.

Investigaciones preliminares en la planta, ubicada en un acantilado sobre el Pacífico, descubrieron que sus dos reactores podrían soportar un terremoto generado en la Falla Costera, descubierta hace poco.

Pero esto no es suficiente para el gobierno estatal, que desde 2008 ha presionado a la empresa propietaria de la planta, Pacific Gas & Electric Company, para que encargue estudios independientes que determinen el riesgo.

La falla está cerca de otra más grande y se teme que las dos puedan comenzar a sacudirse al mismo tiempo, lo que crearía un temblor más grande que los que cualquiera de las dos pudiera producir sola.

" No tenemos una idea firme del riesgo que presenta la Falla Costera", dijo Thomas Brocher, director del Centro de Ciencia de Terremotos en el Servicio Geológico de Estados Unidos, quien encabezó el equipo que descubrió la falla.

El senador estatal Sam Blakeslee, que tiene un doctorado con especialización en terremotos, quiere que la empresa retire una solicitud de extender la licencia de operación de la planta por 20 años, hasta que se sepa más sobre la situación.

" Las plantas nucleares de cierta antigüedad y los grandes sistemas de fallas activos no deberían estar cerca", dijo Blakeslee. La falla Costera " puede producir sacudones mucho más fuertes de lo que se espera", agregó.

La Comisión Reguladora Nuclear y la empresa aseguran que la planta es segura y que está construida para soportar un terremoto de magnitud 7,5, que es el máximo considerado posible en esa zona. No sería probable que sufra daños de un maremoto, porque el acantilado está a 26 metros (85 pies) sobre el océano.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes