Termina con éxito cirugía de corazón de emperador japonés

TOKIO (AP). La operación de baipás o desviación coronaria efectuada al emperador japonés Akihito terminó con éxito, dijeron los funcionarios de palacio.

Tras la cirugía, Akihito fue trasladado a una unidad de cuidados intensivos en la universidad de Tokio, informaron sus médicos.

"La operación transcurrió sin incidentes como había sido planeada", indicó el doctor Minoru Ono, especialista de cirugía cardiotorácica del Hospital de la Universidad de Tokio, en una conferencia de prensa, acompañado por otros tres galenos. "Confirmamos que existe nuevamente suficiente riego sanguíneo en las arterias".

Como había sido planeado, dos de las tres arterias coronarias fueron reparadas con la ayuda de un vaso sanguíneo de otra parte del organismo, agregó Ono.

Indicó que el emperador le hizo un gesto afirmativo con la cabeza cuando le preguntó cómo se sentía al salir del quirófano, todavía afectado por la anestesia.

"Estoy bien", dijo Akihito cuando su esposa, la emperatriz Michiko, y su hija Sayako le acariciaron las manos en la unidad de cuidados intensivos, según Ono.

Akihito será dado de alta en dos o tres semanas de no haber complicaciones, dijo el funcionario palaciego.

Preguntado si la operación fue un éxito, Amano respondió que "desearía guardar la palabra éxito hasta que el emperador reanude sus funciones oficiales y su vida ordinaria, como espera. Seguiremos dándole tratamiento y todos estamos ansiosos de que llegue ese día".

Según Ono, podrá tomar alimentos sólidos el domingo, y el lunes podrá levantarse, siendo trasladado horas después a las habitaciones imperiales si todo marcha bien. A mediados de semana, Akihito deberá iniciar un programa de rehabilitación para regresar a palacio lo antes posible, agregó Ono.

El médico palaciego Ichiro Kanazawa dijo que Akihito recuperará sus fuerzas y podrá reanudar una vida más activa, incluyendo ciertos ejercicios físicos y rituales de palacio.

La Agencia de la Casa Imperial dijo el sábado que la operación terminó sin contratiempos unas seis horas después de que Akihito entró al quirófano. Un equipo médico del hospital, junto con otro del Hospital de la Universidad de Juntendo, operaron al emperador de 78 años.

La cirugía fue programada luego de que pruebas hechas la semana pasada mostraron que la condición cardíaca del emperador Akihito había empeorado en comparación con la que presentaba un año antes.

Akihito ha tenido varios problemas de salud en años recientes, incluyendo neumonía y cáncer de próstata. Ha reducido sus deberes públicos aunque sigue apareciendo con regularidad en distintos actos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes