Terremoto de 7,1 grados sacude al sur chileno

SANTIAGO DE CHILE (AP). Un terremoto de 7,1 grados de magnitud sacudió el sur chileno el domingo, provocando que decenas de miles de personas huyeran hacia zonas altas por temor a un tsunami similar al que asoló las costas en febrero del 2010.

No hay informes de víctimas ni de daños materiales, pero sí de problemas en las comunicaciones telefónicas, especialmente en los celulares, y cortes parciales de energía eléctrica.

La armada dijo que no hay alerta de tsunami, informó el jefe de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior, Vicente Núñez.

Personas en diversos balnearios y ciudades costeras empezaron a huir hacia zonas altas, y algunos centros comerciales quedaron vacíos al salir huyendo los compradores presas del pánico.

El epicentro del terremoto, el cual ocurrió a las 17.21 horas, se ubicó a 16,9 kilómetros de profundidad en el mar, a 134 kilómetros al oeste de la localidad costera de Tirúa y a 702 kilómetros al sur de Santiago. Pocos minutos después se registró una réplica de 5 grados.

En las localidades de Tirúa y Puerto Saavedra, situadas en el borde costero, sus habitantes salieron corriendo a resguardarse.

En la madrugada y pasado el mediodía se produjeron en la misma zona otros dos sismos menos intensos, de magnitudes 3,7 y 4,7. El Observatorio vulcanológico del sur señaló que no se han registrado alteraciones en los volcanes.

El terremoto se sintió en las regiones del Maule, Bío Bio, Los Lagos, Araucanía y Los Ríos, con diversas intensidades.

Las mayores evacuaciones se registraron en La Araucanía, con 14.000 personas; 11.000 personas en Puerto Saavedra e igual número en Toltén, y 15.000 en Teodoro Smith, precisó el jefe de la oficina nacional de emergencia.

El miedo de la población se debe al recuerdo que dejó el terremoto de 8,8 grados del 27 de febrero del 2010, y de un posterior tsunami que asoló decenas de poblados costeros y ciudades, matando a 521 personas y dejando 21 desaparecidas.

Centenares de personas que viajaron a pasar las fiestas de Año Nuevo a los balnearios de Villarrica y Pucón, 780 kilómetros al sur de Santiago, iniciaron casi de inmediato su regreso hacia el norte, saturando las carreteras.

Sergio Barrientos, director de la oficina de sismología de la Universidad de Chile, dijo que el terremoto del domingo es una réplica del ocurrido en febrero del 2010.

Núñez exhortó a la ciudadanía a mantener la calma, y pidió a las personas que huyeron a zonas altas que regresen a sus hogares.

"Lo importante es que mantengamos la calma; no hay afectación de personas, no hay afectación de bienes. Continuaremos monitoreando durante la tarde y la noche", añadió.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes