Testigo: Fujimori quiso fusilar a Abimael Guzmán

LIMA (AP). Un ex asesor afirmó el miércoles que durante su gobierno, el presidente Alberto Fujimori quiso hacer fusilar al líder del grupo subversivo Sendero Luminoso, para lo cual se elaboró en el servicio de inteligencia un decreto que ordenaba la ejecución aunque nunca se concretó.

El ex mandatario intervino al final de la audiencia y afirmó que nunca tuvo la intención de ejecutar a Abimael Guzmán, el fundador de Sendero Luminoso que cumple una pena de cadena perpetua.

Rafael Merino Bartet, que fue asesor de la alta dirección del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), dijo que junto al que entonces era su jefe, Vladimiro Montesinos, y otras dos personas elaboró el decreto que ordenaba el "fusilamiento" de Guzmán, su compañera sentimental y lugarteniente Elena Iparraguirre y el guerrillero Xenón Vargas.

Merino fue el último llamado al estrado en el juicio que enfrenta Fujimori por dos matanzas cometidas en su gobierno por un escuadrón de la muerte del ejército. El testigo entregó a la sala judicial copia del documento preparado, así como otros dos documentos en los que se precisaba los detalles de cómo debería realizarse la ejecución.

Dijo que Fujimori modificó el orden dispuesto originalmente en el decreto para que "primero se fusile a Xenón Vargas, después a (Elena) Albertina Iparraguirre y finalmente a Guzmán Reynoso, quien debía estar presente en el acto de ejecución como una forma de presionarlo para que a su turno proporcione información", contó Merino en la audiencia al entregar los documentos.

Dijo que desconocía por qué no se realizó la ejecución de Guzmán.

Al término de la sesión judicial, Fujimori pidió la palabra para aclarar que los documentos sobre un supuesto fusilamiento de Guzmán fueron elaborados "como parte de una operación psicológica de inteligencia" manejada por el SIN.

"En ningún momento hubo una intención y menos decisión de quitar la vida a Abimael Guzmán o a algún miembro de la cúpula (senderista), todo lo contrario lo que se dispuso concretamente fue el respeto a su integridad física", declaró.

Montesinos afirmó en una oportunidad que salvó a Guzmán al convencer a Fujimori que el líder senderista valía más vivo que muerto.

Merino reveló que, por orden de Montesinos, redactó discursos que pronunciarían jefes militares y ministros, incluso con el que Fujimori comunicó el 5 de abril de 1992 el cierre del congreso y las cortes de justicia.

Pero Fujimori aseguró que todos sus discursos se redactaron en Palacio de Gobierno.

Merino contó que cuando Fujimori desactivó el SIN al revelarse los sobornos que Montesinos, el jefe de ese organismo, pagaba a congresistas, un general dio la orden de incinerar todos los archivos de esa institución y borrar los discos duros de las computadoras.

Merino manifestó que trató de salvar lo que pudo copiando la información de su computadora y de la que tenía al lado, que almacenó en "unos 10 u 11 disquetes".

Merino entregó esos disquetes a autoridades judiciales y a dos comisiones del Congreso que investigaron los hechos tras la caída del gobierno de Fujimori (1990-2000).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes