Texas: Investigan caso de adolescente deportada a Colombia

EL PASO, Texas, EE.UU. (AP). La abuela de una adolescente de Dallas que fue deportada a Colombia manifestó su esperanza en que la joven de 15 años pueda volver pronto, y dijo que las autoridades federales debieron dar más pasos para identificar a la menor de edad, luego de que proporcionó un nombre falso y afirmó ser adulta.

Funcionarios de inmigración informaron que investigan las circunstancias del caso que involucra a la joven Jakadrien Lorece Turner. Sin embargo, consideraron que se siguieron los procedimientos normales y no se notaron indicios de que la adolescente no fuera una inmigrante colombiana sin permiso para haber ingresado a Estados Unidos.

El gobierno colombiano informó que la embajada estadounidense ha presentado los documentos necesarios para el regreso de Jakadrien, pero se desconocía exactamente cuándo podrá volver.

La joven, que escapó de su casa hace más de un año, fue localizada por la policía recientemente en Bogotá con ayuda de funcionarios colombianos y estadounidenses. Se desconocía cuándo podrá volver a Estados Unidos o si enfrentará cargos.

Su abuela, la peluquera Lorene Turner, de Dallas, consideró que la deportación fue un "gran error cometido por alguien", y recalcó que las autoridades federales deben hacer mejor su trabajo.

"Parece una niña, actúa como una niña. ¿Cómo pudieron pensar que no lo era?", preguntó el jueves Lorene Turner.

La familia de Jakadrien dice que la adolescente abandonó la casa en noviembre del 2010. La policía en Houston informó que la joven fue detenida el 2 de abril del 2011 por un robo menor en esa ciudad y afirmó ser Tika Lanay Cortez, tener la nacionalidad colombiana y haber nacido en 1990.

Un funcionario del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) dijo el jueves a The Associated Press que la joven insistió en que tenía esa identidad durante los procedimientos penales en Houston y en el proceso posterior de deportación, en el que un juez de inmigración terminó ordenando que se le enviara a Colombia.

El funcionario, que solicitó permanecer anónimo por no tener permiso de dar detalles adicionales del caso, dijo que la joven fue entrevistada por un representante del consulado colombiano, y que el gobierno de Colombia le expidió un documento de viaje para ingresar al país. Según el funcionario, el procedimiento de rutina antes de cualquier deportación consiste en coordinar acciones con el país de destino, a fin de establecer si una persona es originaria de ahí.

La adolescente recibió la ciudadanía colombiana al llegar al país, dijo el funcionario del ICE.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) informaron que la joven se encontraba efectivamente "bajo protección" de esa segunda dependencia.

De acuerdo con la declaración, la adolescente fue encontrada en Colombia el 1 de diciembre, luego de que sus familiares en Estados Unidos reportaron la desaparición.

"Desde entonces el ICBF ha venido trabajando conjuntamente con la Cancillería y con la Embajada de Estados Unidos, con el fin de garantizar sus derechos y realizar su plena identificación", añade el comunicado.

Las autoridades reconocieron que, a solicitud de los funcionarios estadounidenses, el consulado colombiano le expidió un pasaporte provisional en Houston, y que la deportación se realizó el 23 de mayo.

"La Cancillería está investigando qué tipo de verificación realizó el Consulado para expedirlo", añadieron las dependencias colombianas, e informaron que funcionarios de la embajada estadounidense en Colombia han entregado documentos de la menor, "necesarios para el retorno a su país de origen".

El detective policial de Dallas, C'mon Wingo explicó que, en agosto, se comunicó con él la madre de la joven, quien le dijo que Jakadrien había publicado mensajes "algo preocupantes" en una cuenta en Facebook, donde se identificaba con otro nombre.

Wingo, el detective a cargo del caso, dijo que se rastreó la computadora que usaba la adolescente para conectarse a Facebook. Antes de que fuera localizada por las autoridades colombianas, los parientes se comunicaron con la embajada de Estados Unidos en Bogotá, para proporcionar fotos y documentos que probaban su identidad.

La abuela dijo que no trató de comunicarse con la joven en Facebook por temor a que se asustara y volviera a huir.

La madre de la joven, Johnisa Turner, se negó a dar detalles sobre la deportación o el caso, pero dijo que la desaparición la afectó profundamente.

"Yo estaba destrozada", dijo. "Cuando tu hijo no vuelve de la escuela, desde luego que piensas lo peor. Sólo esperaba que estuviera viva y bien".

La mujer dijo que su hija, en el primer año de una secundaria en Dallas, experimentaba con nuevos peinados y ropa, pero "no era una niña problemática".

Recordó que la menor era una buena estudiante, pero cuando sus notas comenzaron a bajar, sus padres le impusieron algunos castigos, incluido el cierre de su cuenta en Facebook y límites al tiempo durante el que podía escuchar música.

Johnisa Turner se mostró aliviada por la localización de Jakadrien, pero ahora quiere que vuelva a Dallas.

"Lo pasado, pasado. Quiero que esté en casa para que podamos dejar atrás aquel día".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes