Textos de EU: Uribe busco contactos con las FARC

BOGOTA (AP). Visto como su más acérrimo adversario, el ahora ex presidente colombiano Alvaro Uribe buscó al final de su mandato contactos secretos con las guerrillas de las FARC, según documentos de la embajada estadounidense en Bogotá filtrados por el sitio WikiLeaks.

En los despachos, dados a conocer el miércoles por el diario madrileño El País, incluso se menciona que un supuesto delegado de esa guerrilla se reunió con representantes diplomáticos estadounidenses y aseguró que algunos miembros de la jefatura rebelde estaban convencidos del papel clave que podría jugar Washington en una eventual negociación de paz.

Uribe, cuyo gobierno de agosto del 2002 a agosto pasado golpeó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, mantuvo en su discurso público que estaba dispuesto a dialogar siempre y cuando los rebeldes dieran muestras de cesar actos como los secuestros, liberaran a todos los rehenes en su poder y suspendieran los ataques indiscriminados con minas, entre otros.

Pero los detalles de los contactos, con supuesta intermediación de Suecia o incluso encuentros con delegados diplomáticos estadounidenses en Bogotá, eran desconocidos.

En su cuenta de Twitter, el ex mandatario sólo dijo que en su gobierno "Aceptamos muchas iniciativas internales (sic) y locales para liberar secuestrados y abrir diálogo que no se dió por arrogancia terrorista", y anunció que en su página web publicaría un "resumen de todas las iniciativas y esfuerzos que realizamos por los secuestrados y la paz", aunque no precisó la fecha de tal publicación.

En un texto de la embajada de Estados Unidos en Bogotá fechado el 7 de enero del 2010, parte de los miles de mensajes estadounidenses confidenciales y secretos revelados por WikiLeaks y publicados por diarios como El País, se narra un encuentro dos días antes del entonces embajador William Browfield con Frank Pearl, quien era el Alto Comisionado para la Paz.

En ese encuentro Pearl _actualmente radicado en Estados Unidos, donde estudia una maestría_ le narró al embajador, según el documento diplomático, cómo el gobierno de Uribe había intentado contactos con las dos guerrillas colombianas FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"Pearl reconoció que el gobierno de Colombia ha tenido contactos con ambos grupos en busca de desarrollar 'mapas de rutas' y construir confianza", indicó el texto de la embajada.

En la reunión con el embajador, sin embargo, el comisionado de Paz dijo que consideraba que no había mucho tiempo para que las guerrillas sellaran un acuerdo de paz puesto que el gobierno de Uribe culminaba el 7 de agosto.

Aunque no se dan detalles sobre esos contactos o dónde ocurrieron, otro despacho de la embajada estadounidense fechado el 9 de febrero dice que, al tratar una reunión de casi tres horas en Bogotá entre Uribe y el subsecretario de Estado norteamericano, James Steinberg, el entonces mandatario colombiano mostró su escepticismo sobre esos contactos con las guerrillas.

Uribe "espera poner fin al conflicto armado en Colombia a través de la desmovilización y programas sociales, pero considera que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) nunca negociarán en tanto disfruten de un refugio en Venezuela junto al ingreso seguro del tráfico de droga", indicó el despacho.

En ese mismo febrero del 2010, fechado el día 11, la embajada de Estados Unidos reportó que por intermedio de delegados de Suecia se había arreglado un encuentro entre dos representantes de las FARC y dos del gobierno de Colombia, pero no se ofrecían más detalles.

En abril pasado, las FARC indicaron en un comunicado divulgado en Colombia en la página web de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), que suele reproducir comunicados de la guerrilla, que rechazaban cualquier diálogo en el exterior.

Las FARC dijeron además en aquel comunicado que su pronunciamiento era la respuesta a una carta fechada el 5 de marzo y remitida por Pearl, en que supuestamente el gobierno les proponía "conversaciones directas, secretas, con agenda abierta y en el extranjero".

En aquel momento el gobierno mantuvo silencio sobre la postura rebelde.

Los intentos de acercamiento incluso datan del 2009, porque en un despacho de la misión estadounidense fechado el 26 de mayo de ese año, se da cuenta que por solicitud del sacerdote católico Darío Echeverri se produjo días antes, el 14 de mayo, una reunión en la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia entre un delegado de la embajada y un político que decía ser representante de Pablo Catatumbo, actualmente uno de los siete miembros del "secretariado" o jefatura de las FARC.

En el encuentro, el delegado de Catatumbo _en el documento de la embajada sólo descrito como "un político"_ destacó "que no lleva un mensaje de las FARC al gobierno de Estados Unidos, sino que querían establecer 'relaciones' con la embajada que podrían probar ser útiles en el futuro. Dijo que Catatumbo está convencido que la participación del gobierno de Estados Unidos en cualquier eventual proceso de paz con el gobierno de Colombia sería clave del éxito".

El gobierno que sucedió a Uribe, el de su ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, ha mantenido la misma posición: ha dicho que aún no descarta la llave de la paz, pero siempre y cuando las FARC ofrezcan algún gesto de buena voluntad, como liberar rehenes o cesar ataques.

Las FARC anunciaron en la jornada en un comunicado que como un gesto hacia Piedad Córdoba, una política que ha trabajado en la liberación de al menos 14 retenidos desde enero del 2008 y hasta este año, entregarían a tres militares y dos civiles cautivos en los dos últimos años.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes