Tilda a Chávez de "enemigo de la libertad de expresión"

Madrid (EFE). El dueño de Radio Caracas Televisión (RCTV), Marcel Granier, tildó de "enemigo de la libertad de expresión" al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a quien acusó de hostigar a los medios de comunicación críticos con su gestión.

"Éste es un Gobierno claramente enemigo de la libertad de expresión", afirmó Granier en un encuentro informativo celebrado en el Centro Internacional de Prensa de Madrid.

"En ese sentido, no discrimina y los ataques a los medios siempre han sido igual contra los medios escritos que contra los medios radioeléctricos", subrayó el presidente de RCTV, una cadena de línea editorial opositora a Chávez que apagó su señal en abierto en 2007, después de que el Gobierno le negara la renovación de la concesión de frecuencia estatal que tenía desde hacía décadas.

El Gobierno venezolano argumentó entonces que RCTV usó su señal para promover el golpe de Estado que brevemente desalojó del poder a Chávez en 2002.

Pese a que el Ejecutivo no discrimina contra los medios, Granier cree que "sí hay diferencia" en el acoso que ejerce contra los medios opositores, pues esa presión se agudiza en el caso de la radio o la televisión, ya que tienen un "alcance masivo e instantáneo".

"En el caso de la prensa -explicó-, él (Chávez) no ha cerrado periódicos, porque la circulación de un periódico en Venezuela, en general, es regional, y está muy limitada por el poco poder adquisitivo de la población".

Además, precisó, los periódicos dependen "muchísimo de la publicidad, que tiene dos orígenes: un origen público y un origen privado".

A ese respecto, el propietario de RCTV indicó que "el Gobierno ha amenazado en reiteradas oportunidades a los anunciantes privados que colocan publicidad en los medios privados que no le son afectos".

En su opinión, "los medios privados que tienen una línea distinta a la del Gobierno, sufren en su publicidad privada, pero además sufren en su publicidad pública", pues los diarios opositores salen a veces a la calle sin "un solo aviso del Gobierno".

"Esa es la manera cómo el Gobierno los trata (a los periódicos), pero no los cierra. Los agrede económicamente, pero no los cierra. Los asfixia, les hace la vida difícil", aseveró el empresario, quien también condenó "los programas de opinión de las emisoras oficiales, que en teoría son emisoras de todos los ciudadanos".

Granier lamentó que esos medios oficiales dediquen "varias horas al día a difamar, ofender e insultar a cualquier persona que exprese una opinión distinta a la del jefe del Estado".Sobre la situación de RCTV, su dueño recordó que, en el año 2007, Chávez decretó el cierre de esa cadena, que es "la estación más antigua de televisión" en Venezuela, "sin ningún procedimiento judicial y administrativo".Tras ese cierre, la cadena privada decidió emitir su señal por cable bajo el nombre de RCTV Internacional, pero el pasado enero las autoridades venezolanas volvieron a suspender la emisión.

"Han pasado más de tres años del primer cierre y han pasado casi nueves del segundo cierre. Todavía los tribunales (...) no se han pronunciado sobre ninguno de estos casos", denunció Granier.

"De manera, que no solamente estamos cerrados y no tenemos señal en Venezuela, sino que también se nos niega el acceso a la justicia y un procedimiento correcto para defender nuestros derechos", concluyó el propietario de la cadena.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes